25 de junio de 2024

Logo
Logo

¿Algo funciona bien en una economía sin nafta?

Faltan combustibles en algunas estaciones de servicio.  (Ramiro Pereyra / La Voz)
Faltan combustibles en algunas estaciones de servicio. (Ramiro Pereyra / La Voz)

Sergio Massa sorprendió en la primera vuelta, pese a los problemas generalizados de la economía que conduce desde hace 14 meses.

Sergio Massa, el ganador que sorprendió en la primera vuelta de las elecciones generales, es imperturbable en público (no tiene raptos de ira como su rival para el balotaje, Javier Milei), pero, pese a sus promesas, algo no está funcionando bien en la economía.

Los ejemplos sobran: el más palpable es la falta de combustibles en estaciones de servicio del interior del país, que se extendió a la Ciudad de Buenos Aires y al conurbano bonaerense, lo que obligó a la Secretaría de Energía a intervenir de urgencia.

Los agricultores advierten que está faltando gasoil en el cinturón productivo. La soja de segunda está esperando turno para ser implantada.

Es el sector que aportará divisas para el año próximo, fenómeno del “Niño” mediante. La sequía de la última campaña, más la merma de las exportaciones agroindustriales, restaron 20 mil millones de dólares al país.

El sitio informativo Bloomberg dijo que tres barcos cargados de combustible no se despacharon a puerto ya que los vendedores querían ver primero los billetes.

Finalmente, las petroleras lograron que Energía libere los dólares para que 10 barcos descarguen combustible en los próximos días.

¿Las causas? El sector adujo un aumento de la demanda en momentos en que había un parate de las refinadoras por razones técnicas.

Las compañías quieren un aumento luego de que el próximo martes cese el congelamiento dispuesto por Massa. El parche del ministro fijó un alza del 60% en nueve meses, mientras que la inflación se duplicó en ese período.

Tampoco para el corazón y el oído

Los dólares también faltan para tratamientos de enfermedades cardiovasculares. “La situación es muy delicada”, asegura el médico cordobés Guillermo Garelli, vicepresidente del Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares y Endovasculares.

Algo no funciona para quienes tienen problemas auditivos. Según referentes del sector, faltan 6.000 audífonos para las necesidades de los pacientes.

Las carencias en el sector de la salud se multiplican en todas las especialidades.

El último conejo que Massa sacó de la galera es la posibilidad de que los exportadores liquiden 30% de sus ventas por el canal del contado con liquidación (CCL).

La operatoria sirve para descomprimir esa cotización. En las arcas del Banco Central, el ingreso es a cuentagotas.

¡Ay, los precios!

Las presiones del equipo del ministro-candidato sobre el Mercado de Cañuelas –referente de los precios de la hacienda– no dieron resultados.

Los ganaderos retienen la hacienda por las últimas lluvias y a la espera de una corrección en los precios, que todos esperan por la alta inflación.

La carne aumentó en promedio más del 20% en el mostrador en los últimos días.

El intento de la Secretaría de Comercio de fijar una suba de 5% en los Precios Justos para noviembre choca con los datos de una inflación por encima del 12% en los dos últimos meses.

Los Precios Justos prácticamente no se consiguen en los supermercados de Córdoba. Los faltantes en las góndolas se cubren con papel higiénico, papel servilleta u otros productos.

El ítem más notable es el de la botella retornable de mayor tamaño de una gaseosa baja en calorías, que es muy demandada. No se consigue en los grandes locales; sin embargo, kioscos y almacenes la tienen.

Para la embotelladora, rinde más venderla fuera del programa oficial que a los valores fijados por Matías Tombolini.

Algo no está bien

Industriales cordobeses ya imaginan que una probable gestión presidencial de Massa, quien hoy está al frente de las encuestas, sería un statu quo de la actual coyuntura, con pocos cambios.

“Se viene un capitalismo de amigos”, dice un fabricante, quien conoce el trajín por los pasillos oficiales.

Admite, a la vez, que la propuesta de dolarización de Javier Milei dejaría fuera de competencia a gran parte de la producción local, por la falta de competitividad con base en la carga tributaria.

“Nos saldría más barato traer el auto de Francia, que producirlo acá”, admite un directivo de una de las marcas líderes.

Algo no está funcionando bien en la economía, más allá de los múltiples planes lanzados por el ministro-candidato, quien exhibió en la campaña la virtud de no hablar de la inflación ni de la decadencia de los últimos cuatro años.

COMPARTIR NOTA