13 de junio de 2024

Logo
Logo

Argentina “regalada”: con lo que antes los chilenos compraban 198 kilos de arroz ahora compran 224 kilos

Aduana chilena. Los chilenos tienen una "franquicia" de hasta u$s300 /Foto: Web
Aduana chilena. Los chilenos tienen una "franquicia" de hasta u$s300 /Foto: Web

Mientras que el peso argentino pierde valor frente al dólar, el chileno recuperó algunas posiciones en comparación con la cotización de diciembre de 2022. Las mayores diferencias se dan en los alimentos.

En la actualidad, cada 1.000 pesos chilenos, se calculan cerca de 813,26 pesos argentinos, si se comprara el precio del dólar observado en cada país (en la Argentina tomando en cuenta el dólar MEP, más favorable para los turistas).

Esto hace que la devaluación se haya convertido en un aliciente para que los turistas trasandinos continúen con la costumbre de comprar en los supermercados locales, pese a los inconvenientes que puedan generar eventuales cierres del Paso, tal y como sucedió en la noche del jueves.

El fenómeno no es nuevo, pero la fuerte devaluación que siguió en Argentina a las elecciones PASO Nacionales, terminó por favorecer a los turistas extranjeros, con monedas más estables que la local.

Es que, si se observa que, hacia el cierre de 2022, principios de 2023, el dólar observado por el Banco Central de Chile equivalía a 876,75, y en la actualidad, la autoridad monetaria evalúa que por cada dólar se requieren 859,87 pesos chilenos; se puede ver cómo, mientras que la cotización del dólar bajó levemente, para los ciudadanos trasandinos, en Argentina la moneda se devaluó, lo que hace todavía más compleja la paridad cambiaria para ellos.

Un ejemplo para graficar la situación, se puede observar cómo un arroz (largo fino), de 1kg, que en el vecino país cuesta 1.250 pesos chilenos o u$s 1,39; en Argentina costaría $ 307,95 pesos argentinos o u$s 0,44, en una presentación similar (tomamos como referencia marca primor).

La cuenta se efectuó teniendo en cuenta que u$s 1 equivale a $ 859,87 chilenos o a $ 692,19 argentinos.

De esta manera, cada u$s 100 un ciudadano del vecino país podría comprar, casi 224 bolsas de arroz de un kilogramo en Argentina, cuando en su país llegaría a 72 de ellas.

Hace tan solo cuatro meses, este diario daba cuenta que si se comparaban los precios del supermercado Líder (Chile), con uno de similares características en Mendoza, el arroz más barato del vecino país costaba 1.150 pesos chilenos por kilo ($ 564,73 argentinos según la cotización de ese momento, del dólar tarjeta u oficial más impuestos), y en el país rondaba los $ 250. En ese momento, el dólar blue en Argentina se cotizaba a $ 495 por dólar, por lo que se podía comprar con 100 dólares 198 bolsas de un kilo de arroz cada una.

Así, a pesar de la inflación sobre el precio de los alimentos, puede verse cómo aumenta el poder adquisitivo de los ciudadanos trasandinos en el país.

Un ejemplo más claro puede ser tener en cuenta que un McCombo Big Mac en Chile cuesta 4.940 pesos chilenos (U$S 5,74) y en Argentina 2.450 pesos argentinos (u$s 3,54). El 11 de agosto, antes de la devaluación pospaso, el MEP llegó a $ 560,26, y la misma hamburguesa le habría salido a un ciudadano trasandino u$s 4,40, levemente menos que en su propio país.

Los visitantes están interesados en todo lo que puedan gastar dentro de los límites de u$s300 dólares “en obsequios”, por persona mayor de 18 años.
Los visitantes están interesados en todo lo que puedan gastar dentro de los límites de u$s300 dólares “en obsequios”, por persona mayor de 18 años.

Chilenos en Mendoza: hasta cuánto pueden comprar sin tener problemas en la Aduana

Ya desde hace varios meses que la provincia atrae a los visitantes del país vecino con precios bajos para las compras más cotidianas. Desde gaseosas hasta indumentaria.

Es que, ahora podríamos hablar del “efecto Argentina” o el “efecto Mendoza”, ya que los precios de la provincia resultan bajos para los visitantes del vecino país y no es raro verlos llenar carros con gaseosas, condimentos, ropa deportiva, y todo tipo de productos de uso cotidiano.

De hecho, el sitio Mega.cl, del vecino país, hizo foco en la “conveniencia en el precio” que ha generado un “verdadero boom de compras en Mendoza”. Los visitantes están interesados en todo lo que puedan gastar dentro de los límites de u$s300 dólares “en obsequios”, por persona mayor de 18 años.

Además, solo pueden comprar 2,5 litros de alcohol, notebooks, celulares, medicamentos y hasta dos cartones de cigarrillos por cada mayor de 18 años.

Asimismo, las autoridades chilenas controlan que no se realicen compras con “fines comerciales”. De manera en que, si por ejemplo, una persona llevara packs enteros de mercadería (arroz, harina, aceite, etc.), la misma puede ser retenida en aduana y se deberá tramitar su ingreso a Chile desde la capital de ese país.

Peso chileno: a cuánto cotiza (Imagen ilustrativa / Web)
Peso chileno: a cuánto cotiza (Imagen ilustrativa / Web)

El “tipo de cambio especial” para los turistas chilenos

El diario La Tercera dedicó un artículo al “uso del dólar blue”, por parte de los chilenos, y aunque aclararon que se trata de una “alusión que se realiza en Argentina para referirse al dólar estadounidense que se compra en el mercado informal” (e ilegal), el mismo “favorece a los turistas”.

Sin embargo, los turistas tienen la opción de acceder a un tipo de cambio especial, legal, que es igual al de la cotización del Mercado Electrónico de Pagos (MEP). Es que, de acuerdo con el Banco Central, “los turistas no residentes podrán vender divisas al valor de referencia del dólar en el mercado financiero por un monto máximo de 5.000 dólares (o su equivalente en otras monedas) mensuales, en las entidades reguladas por el Banco Central de la República Argentina autorizadas a operar en el mercado de cambios”.

Las entidades deberán identificar al turista no residente mediante documento de identificación válido y verificar:

- Que no se encuentre comprendido en las listas elaboradas de conformidad con las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en materia de lucha contra el terrorismo y que no resida en países o territorios donde no se aplican, o no se aplican suficientemente, las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional.

- Requerir una declaración jurada de la persona humana no residente en la que conste su condición de turista y que, en los últimos 30 días corridos y en el conjunto de las entidades, no ha realizado operaciones que superen el equivalente a 5.000 dólares.

A los efectos de agilizar la atención al cliente la entidad interviniente podrá liquidar la operación en base a los precios de referencia disponibles en ese momento. La entidad deberá concretar las operaciones con títulos valores hasta 2 (dos) días hábiles de ser encomendada por el turista no residente.

Por cada operación que la entidad realice por este mecanismo se deberá realizar un boleto a nombre del cliente dejando constancia del monto de moneda extranjera recibida y el monto en pesos entregado al cliente.

COMPARTIR NOTA