23 de abril de 2024

Logo
Logo

Casi sin trabajar este año, diputados y senadores nacionales recibirán 120% de suba salarial, en noviembre cobrarán $ 1.300.000 más gastos de representación

Los diputados por San Juan que juraron en 2019.
Los diputados por San Juan que juraron en 2019.

Todos los actuales legisladores nacionales por San Juan se verán beneficiados. El incremento en tres tramos que inicialmente se fijó para el personal legislativo también impactará en la dieta de los legisladores. La suba contrasta con la escasa actividad en ambas Cámaras.

El aumento salarial del 120% que la vicepresidenta Cristina Kirchner y la titular de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, firmaron para los empleados del Congreso de la Nación también será percibido por los diputados y senadores nacionales.

El diputado José Luis Gioja.
El diputado José Luis Gioja.

Así surge de la resolución conjunta 2/2023, a la cual tuvo acceso este medio, que fue acordada con los tres gremios con representación parlamentaria: la Asociación del Personal Legislativo (APL), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN).

Esa disposición, que tuvo la venia del ministro de Economía, Sergio Massa, fijó un aumento en tres tramos: 35% a partir del 1° de julio; otro 35%, a partir del 1° de agosto; y 20%, a partir del 1° de noviembre.

El diputado Marcelo Orrego
El diputado Marcelo Orrego

En el año 2021, tras la pandemia y en medio del descontento social, las dietas de los legisladores habían sido “desenganchadas” de las paritarias legislativas (como sucedía desde 2011) y se había establecido que cualquier aumento debía ser votado en los recintos de ambas cámaras.

Esa votación nunca se ejecutó, y en noviembre del año pasado se derogó el artículo de la resolución conjunta que establecía ese requisito (3/2022). De esa manera, los aumentos volvieron a quedar atados.

Dado que la nueva resolución no modifica nada en ese aspecto, los legisladores pasarán a recibir el incremento.

El senador Rubén Uñac
El senador Rubén Uñac

“No hay hoy una norma por resolución conjunta que no permita que el aumento le llegue a los legisladores”, explicaron fuentes parlamentarias consultadas por este medio, que además aclararon que cada Cámara deberá resolver ahora cómo materializa la mejora del 120%.

De mantenerse el esquema acordado, un diputado nacional pasará a percibir una remuneración de bolsillo de $860.000 en julio; de $1.161.000 en agosto; y de $1.390.000 en noviembre, aproximadamente.

Estos serían solo los números de la dieta sin contar los gastos de representación, un ítem extra que cobran todos los diputados por igual y cuyo valor definen las autoridades de ambas Cámaras. Al mes de marzo, ese adicional era de $71.294.

El senador Roberto Basualdo
El senador Roberto Basualdo

El aumento contrasta con la escasa actividad que tuvo el Congreso en lo que va del año parlamentario. Desde el 1ro. de marzo, Diputados sesionó solo cinco veces, de las cuales dos fueron informativas. En comisiones el desempeño fue algo mejor, con toda la atención del oficialismo puesta en el juicio político a la Corte Suprema de Justicia.

El peor balance lo tiene el Senado: realizó una sola sesión para tratar leyes, una informativa, y otras dos se cayeron por falta de quórum. La actividad en el recinto se resintió porque el Frente de Todos perdió la mayoría propia en febrero, luego de que se partiera la bancada con la fuga de cuatro integrantes.

Por otra parte, con el aumento del 120 % en el Congreso, el Gobierno fijó una referencia frente a las discusiones abiertas para tratar de recomponer el poder adquisitivo de los trabajadores frente a la escalada inflacionaria.

Por lo pronto, el porcentaje asignado representa el doble de la ya irreal pauta inflacionaria que el Poder Ejecutivo redactó en el Presupuesto para este año, pero aún está por detrás de las proyecciones inflacionarias para este año: el último Relevamiento del Mercado que realizó el Banco Central adelantó que los precios podrían terminar el año con un salto acumulado del 142,4%.

Pese a esto, el incremento en el Congreso estimula las negociaciones salariales para mejorar las expectativas.

Para la coalición oficialista Unión por la Patria (y en particular para el ministro Massa, que se convirtió en el candidato presidencial de la lista de unidad), es clave mejorar el humor social y, se sabe, un primer paso es aliviar el bolsillo.

COMPARTIR NOTA