21 de junio de 2024

Logo
Logo

El Gobierno dictó la conciliación obligatoria y habrá bancos este viernes con normalidad

Quedó sin efecto el paro anunciado por Santander, Galicia y Supervielle para mañana - Archivo / Los Andes
Quedó sin efecto el paro anunciado por Santander, Galicia y Supervielle para mañana - Archivo / Los Andes

Santander, Galicia y Supervielle habían anunciado un paro, justo en la previa del domingo de elecciones. El Ministerio de Trabajo intervino en el conflicto y dejó la medida sin efecto.

El Ministerio de Trabajo dictó hoy la conciliación obligatoria en el marco del conflicto que la Asociación Bancaria (AB) mantiene con las entidades financieras Santander, Galicia y Supervielle, y por el que había anunciado un paro para este viernes 20 de octubre, el último día hábil antes de las elecciones generales. Ahora, la huelga quedó suspendida y la atención será normal.

”En relación al conflicto con los bancos Santander, Galicia y Supervielle, el Ministerio de Trabajo de la Nación acaba de dictar la conciliación obligatoria, por lo tanto no se llevará a cabo el paro anunciado para el día de mañana en esas instituciones”, informó este jueves en un comunicado la AB, que conduce el diputado nacional del Frente de Todos (FdT) Sergio Palazzo.

Asimismo, informó que la cartera laboral “convocó a una audiencia para el día de mañana, viernes 20 de octubre, a las 12 horas en la sede ministerial, para iniciar las conversaciones correspondientes con los bancos denunciados”.

La Bancaria había anunciado un paro general de 24 horas para este viernes en todos los turnos en las sedes de Santander, Galicia y Supervielle.

Palazzo y el secretario de Prensa del sindicato, Claudio Bustelo, señalaron en un documento en representación del Secretariado General Nacional que la medida de fuerza fue convocada “en rechazo del cierre de sucursales en esos bancos, la falta y disminución permanente de la dotación de personal y el incumplimiento del convenio laboral 18/75″.

La organización sindical también decidió la protesta en repudio de “la práctica desleal patronal en el contexto de la negociación paritaria y las constantes tercerizaciones”.

Seguí leyendo:

COMPARTIR NOTA