20 de abril de 2024

Logo
Logo

El “Messi del vino” ahora dice que invertirá $100 millones en Mendoza

Alejandro Vigil planea construir su propia bodega en España y elaborar allí para la cosecha 2023. - Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Alejandro Vigil planea construir su propia bodega en España y elaborar allí para la cosecha 2023. - Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El reconocido enólogo Alejandro Vigil obtuvo la primera cosecha del proyecto que desarrolla en el viejo continente junto a Adrianna Catena. Además, lejos de abandonar Argentina, adelantó a Los Andes las inauguraciones planeadas para los próximos meses.

Los desafíos profesionales para Alejandro Vigilno se detienen. En un año en el que sus proyectos han sido multipremiados internacionalmente -su bodega propia se ubicó entre las 10 mejores del mundo en los World’s Best Vineyard, él fu elegido entre los 100 mejores enólogos del mundo por The Drinks Business y el Gran Enemigo Single Vineyard Gualtallary 2019 obtuvo 100 puntos Suckling, entre otros reconocimientos-, el enólogo sumó el debut en el mercado de sus vinos españoles, La Reina, provenientes de la Sierra de Gredos, en San Juan de la Nava, a unos 150 kilómetros de Madrid, algo inédito hasta el momento para él.

El “Messi del vino” logró la primera cosecha, la 2022, de una Garnacha del Valle del Alberche, una variedad típica de España luego de varios años visitando la región, aprendiendo y probando los vinos de allí. “Este es un proyecto que lleva más de siete años, donde yo visité por mucho tiempo la Sierra de Gredos. Probaba los vinos y me hice muy amigo de gente de allá, que visitaba, conocía los vinos y me llevaban a los viñedos”, sostuvo Vigil.

El viñedo de Alejandro Vigil en la Sierra de Gredos, España. - Instagram
El viñedo de Alejandro Vigil en la Sierra de Gredos, España. - Instagram

Tal como lo contó a Los Andes San Juan, el también empresario tenía la intención de comprar un viñedo hace tiempo, pero “es bastante complicado conseguir tierra”, ya que solo existe la posibilidad de comprar un cultivo ya existente. Así se asoció con Adrianna Catena (con quien también tiene Bodega Aleanna, productora de las afamadas etiquetas El Enemigo y Gran Enemigo) y con el irlandés Gearóid Lane para dar con las fincas que dan vida a La Reina.

Este vino se consigue actualmente en supermercados de España a un precio de entre 35 y 40 euros. “Hemos hecho poquitas botellas y es la primera cosecha que hemos elaborado. Pero la idea básicamente es que vamos a terminar teniendo entre cinco y siete vinos”, comentó el enólogo.

La Reina, una garnacha de parcela elaborada por Alejandro Vigil en España. - Instagram
La Reina, una garnacha de parcela elaborada por Alejandro Vigil en España. - Instagram

Cómo es el proyecto español de Alejandro Vigil

Tal como lo dijo el enólogo, La Reina es solo el primero de los pasos que piensa dar en suelo español. Para el segundo año, ya tienen la idea de elaborar con su propia bodega, “algo muy modesto y chico”, bajo el nombre de El Reventón, tal como se lee en las etiquetas que ya están en el mercado. La misma tendrá una capacidad que estará en el orden de los 150.000 litros.

Como se trata de una zona en la que está prohibido construir, la nueva bodega no ha demandado una inversión mayor que la de la compra del viñedo y algunos arreglos menores. Es que la estructura la levantarán en la misma finca, sobre una base que ya estaba. “Nos encontramos con un galpón viejo que ya estaba armado, que tenía ánforas, así que estamos trabajando en eso. Lo que sí hemos hecho es cambiarle el techo porque lo exigen para poder elaborar el vino ahí”. adelantó.

En total, Vigil, Catena y Lane cuentan con tres viñedos que promedian cerca de diez hectáreas: uno de poco más de seis hectáreas y otros de una y media cada uno. En todos el varietal principal es la garnacha, también conocida como “el pinot noir de zonas cálidas”.

Este primer vino proviene justamente del primero de los viñedos, “de 6,2 Ha con suelo granítico a 820- 860 m”, tal como lo describe la contraetiqueta de La Reina, y su producción ha sido de 12.000 botellas, con la intención de duplicar esa cantidad.

La idea de Alejandro Vigil es poder importar esos vinos para traerlos al mercado local, así como también venderlos en otros mercados donde ya comercializa sus reconocidas etiquetas argentinas, como Brasil, México e Inglaterra.

El nuevo vino de Alejandro Vigil en España. - Instagram
El nuevo vino de Alejandro Vigil en España. - Instagram

Inversiones por $100 millones y más

Lejos de sacar el foco de Argentina, y de Mendoza particularmente, Alejandro Vigil sigue ampliando su Universo con tres proyectos que verán la luz este 2023 y otros planificados a mediano plazo.

El primero de ellos y más próximo a inaugurar es el de la cervecería “Chachingo”, en Maipú, a escasos metros de donde se ubica su restaurante/bodega Casa Vigil en calle Videla Aranda. Allí, donde se asoció con Quilmes para cuadruplicar la producción y mejorar la distribución de Chachingo Craft Beer, no solo se pensó en la parte productiva, sino que también tendrá un espacio destinado al turismo.

El lanzamiento será para mediados/finales de agosto y requirió una inversión cercana a los $100 millones.

En segundo orden se puede mencionar la próxima apertura de Chipirón, un proyecto que abrirá sus puertas en la flamante Planta Uno, donde Vigil ocupará aproximadamente en el mes de septiembre uno de los locales vacantes del mercado ubicado en Godoy Cruz, más precisamente entre las calles Ceretti, Hualpa, Colón y la icónica Avenida San Martín, en los antiguos talleres metalúrgicos de la familia Pescarmona.

La novedad de este espacio de comida de mar es que estará liderado gastronómicamente por Francisco Rosat, creador del reconocido Lo de Fran, en Mar del Plata. El local se sumará al Wine Bar de Universo Vigil que ya está funcionado y donde la gente puede acercarse a la barra a degustar vinos y comer algo.

Vigil también tiene proyectada una nueva vinoteca que se llamará La Vinícola y se ubicará en pleno centro mendocino en la Peatonal Sarmiento, a metros del kilómetro Cero de la Ciudad.

Por último, y con cierto hermetismo por el momento, el enólogo y empresario adelantó varios proyectos más, entre ellos uno dedicado al alojamiento, uno nuevo rubro dentro de su amplio espectro de propuestas donde priman la vitivinicultura y la gastronomía, aunque no dio mayores detalles.

COMPARTIR NOTA