23 de abril de 2024

Logo
Logo

La deuda pública alcanzó un récord de U$S 406.603 millones

Alberto Fernández en China. (AP)
Alberto Fernández en China. (AP)

Aumentó más de U$S 11.208 millones durante el mes pasado por las colocaciones en pesos. En el gobierno de Alberto Fernández se incrementó en U$S 83.538 millones

La deuda pública bruta alcanzó en septiembre a U$S 406.603 millones, lo que representa un nuevo récord histórico, según datos que publicaron este martes la Secretaría de Finanzas.

Esta cifra se alcanzó luego que el mes pasado el pasivo se incrementó en U$S 11.226 millones, que se explica por el crecimiento de la deuda en moneda extranjera en U$S 874 millones y el aumento de la deuda en moneda local por un monto equivalente en dólares de U$S 10.352 millones.

Si tomamos en cuenta los últimos doce meses que coinciden con la gestión del actual ministro de Economía, Sergio Massa, el stock de deuda bruta en situación de pago normal aumentó U$S 24.268 millones, debido al incrementos de la deuda en moneda extranjera en U$S 13.954 millones y de U$S 10.314 en moneda local.

Los números muestran que el “financiamiento neto” que se promociona en las colocaciones que la Secretaría de Finanzas celebra semana a se traduce en un nuevo aumento de la deuda pública. Similar concepto cabe para los préstamos que la Argentina acumuló en los últimos meses de instituciones como el BID o el Banco Mundial.

Todo este cúmulo de dinero tomado como crédito tuvo como objetivo sostener las reservas del Banco Central para no forzar una devaluación de la moneda.

La consecuencia directa es un mayor endeudamiento y por ende condicionamientos para la política económica del próximo gobierno.

De esta forma, a seis días de la elección presidencial, Alberto Fernández, empieza a despedirse de su mandato, habían endeudado al país por un monto equivalente al doble que el tomado por Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Dólar bajo controles

Luego de cuatro días sin operaciones, el dólar retomó las operaciones cambiarias con tendencia alcista, pese a nuevas trabas, controles y allanamientos desplegados por diferentes organismos del Estado para evitar una nueva escalada en el precio de la divisa en la semana previa a las elecciones presidenciales.

Tras un inicio con leve retroceso, el “blue” comenzó a trepar para finalmente cerrar en $ 985, con un aumento de $ 5 con relación al jueves 12, último día de operaciones.

El mercado paralelo estuvo condicionado durante toda la rueda por una serie de operativos que se realizaron en el microcentro porteño y en el contiguo barrio de Puerto Madero del mismo calibre de los efectuados la semana pasada, con personal de la Afip, la Aduana y la Policía Federal inspeccionando supuestas “cuevas” de financistas.

Pero los cambistas, lejos de intimidarse por estas acciones, ya habían decidido frenar al máximo la compra/venta debido a la incertidumbre que genera el lunes 23 de octubre.

“El gobierno quiere un virtual feriado cambiario de cuatro días y va a hacer todo lo posible para que se mueva la menor cantidad de dólares posible”, explicó un operador de cambio que también había optado por refugiarse.

“Por el momento no podemos operar porque no hay sistema”, fue el mensaje que dio durante todo el día una de los operadores de cambio con más ramificaciones en la región metropolitana.

En consecuencia, en medio de un clima de desconcierto, hubo operaciones que se cerraron a $ 1.000, aunque el consenso general fue de un cierre en $ 985.

En tanto las opciones financieras tuvieron comportamiento mixto. El MEP, que durante gran parte de la jornada cotizó por encima de los $ 900, cerró en $ 884,54 a partir de una fuerte intervención oficial.

Por su parte, el Contado con Liquidación (CCL) cayó a $ 962,69, tras haber operado en $ 990.

Para trabar más este segmento, la Comisión Nacional de Valores (CNV) les impuso nuevas restricciones a los Agentes de Negociación y los Agentes de Liquidación y Compensación (ALyCs) que operan CEDEARs, los títulos con los que se realiza el CCL.

Esta nueva imposición, más los procedimientos en la City, se sumaron a una investigación que llevan adelante la AFIP y la Aduana en la que se intenta determinar supuestas maniobras de agencias de cambio con la venta de paquetes a turistas extranjeros que además tendría vinculaciones con la “cueva” Nimbus. Todo para que el mercado estuviera “lo más chato posible”.

“Muchas agencias de viaje están vendiendo paquetes turísticos a

extranjeros en dólares billete que luego lo hacen facturar a ‘NN’; cambian el dólar billete a pesos y la cueva del “Croata” se ocupaba de depositar los pesos en depósitos fraccionados de $15 a $ 19 millones por depósito. Con esto la agencia se quedaba con la diferencia entre el dólar Qatar y el blue”, explicaron fuentes de la investigación.

Esta maniobra tiene como origen la diferencia entre el “blue” y el dólar tarjeta ($ 980 / $ 730) y también es aprovechada por argentinos que en el exterior utilizan sus plásticos para los gastos y luego cambian billetes en el mercado paralelo para cancelarlos.

En tanto, en los bancos continuó la predilección de los ahorristas por retirar sus tenencias en dólares. Según se informó para hoy y mañana las instituciones financieras le pidieron al BCRA cerca de U$S 114 millones para atender los retiros. El objetivo es mantener líquido el mercado e impedir que exista la más mínima sensación de faltante de billetes.

En su operación en el mercado de cambios el Central vendió hoy U$S 95 millones y en lo que va del mes cedió U$S 811 millones.

COMPARTIR NOTA