20 de mayo de 2024

Logo
Logo

Massa aseguró que si gana el balotaje tomará medidas el 20 de noviembre para tener “una transición ordenada”

Massa aseguró que si gana el balotaje tomará medidas el 20 de noviembre para tener “una transición ordenada”.
Massa aseguró que si gana el balotaje tomará medidas el 20 de noviembre para tener “una transición ordenada”.

El candidato de Unión por la Patria, en una entrevista televisiva, afirmó también que si le “toca presidir, se muere definitivamente la grieta”.

El ministro de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria (UP), Sergio Massa, afirmó en la noche del miércoles que “si me toca presidir, se muere definitivamente la grieta”, reiteró que construirá la “unidad nacional” desde el 10 de diciembre y llamó a “no votar en contra, sino a favor de la Argentina”.

“Muchos me criticaron mi vocación de diálogo con todos los sectores de Argentina. Esa vocación de diálogo va a permitir la unión nacional con integrantes de diferentes fuerzas políticas”, señaló Massa en una entrevista en TN.

Además, destacó: “si hay algo que demostré a lo largo de mi carrera política es que defiendo las instituciones como nadie”.

“Lo mejor que podemos hacer es no votar en contra sino a favor de la Argentina”, expresó.

Respecto del acuerdo que se conoció esta semana entre el candidato presidencial de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, y los dirigentes de Juntos por el Cambio (JPC), Mauricio Macri y Patricia Bullrich, de cara al balotaje, Massa marcó que “la gente no es ganado que los dirigentes llevan a votar lo que ellos quieren”.

“Tengo la responsabilidad y el desafío de convencer a muchos de los que no nos votaron, ya sea de JPC, de Hacemos por Nuestro País. Para muchos es intentar confiar en mí, decirles que por ellos voy a hacer el mayor esfuerzo desde el 10 de diciembre si me dan la oportunidad”, añadió.

Además, criticó que “Milei pactó con la casta. Él dijo que Macri era el peor gobierno de la historia, que Bullrich era una montonera asesina” y se mostró en contra de “hacer esos acuerdos de noche y sin programa de gobierno”.

Y preguntó acerca del libertario: “¿sigue con la idea de la dolarización, sigue con la idea de la venta de órganos, sigue con la eliminación de subsidios?”.

Sobre las críticas a su actual gestión como ministro de Economía, Massa marcó: “No soy Presidente”.

“Tuve la responsabilidad de estabilizar Argentina en tal vez su peor crisis de los últimos 30 años”, señaló y enumeró las dificultades que presentaron “el acuerdo criminal” con el FMI, la sequía, que “afectó mucha de la estabilidad que los argentinos se merecen”.

“Si los argentinos me dan la responsabilidad de gobernar, las primeras medidas respecto de la nueva construcción o del nuevo diseño del Estado; la unificación de algunas empresas públicas; el ordenamiento del sistema tributario, vamos a tratar de que sean entre el 20 de noviembre y el 10 de diciembre para que, además, tengamos una transición ordenada”, dijo Massa en A Dos Voces.

“Vamos a equilibrio fiscal; a un fuerte superávit comercial para acumular reservas, que nos va a permitir fortalecer la moneda, bajar la inflación y consolidar el crédito”, puntualizó.

Además, reconoció que al complejo del agro se le debe “seguir sacando la pata de encima”; ratificó la política de subsidios y confirmó el avance gradual hacia una simplificación cambiaria.

“Respecto de la simplificación cambiaria, que es un camino que tenemos que recorrer, lo tenemos que recorrer paulatinamente para que la brecha que se produce por el mega endeudamiento y crisis de sequía no termine impactando en el bolsillo de la gente”, ratificó Massa y agregó “no es un problema de gradualismo o shock es un problema de ponerse objetivos y cumplirlos”, porque “el déficit cero va a ser producto de un Estado más austero en término de gastos, pero también de mayor justicia tributaria”.

En ese sentido, consideró que en la Argentina “hay una matriz tributaria que es injusta” y que por eso, pasada la elección hay que “debatir una matriz más justa” en el Congreso.

Además, consideró que fue el candidato que más votos obtuvo en las elecciones generales porque “lo que los argentinos privilegian es un sistema de valores, no quieren la libre venta de armas, ni ver a sus hijos yendo al colegio con un arma en la mochila”.

“La mayoría de los argentinos no quieren que se vendan órganos, creen que la educación debe ser pública, gratuita y de calidad, como línea de partida para la igualdad. Los argentinos defienden la soberanía de Malvinas, no creen que sea plausible entregar la sangre de nuestros soldados o que a los ingleses se les reconozca la soberanía”, continuó.

También Massa subrayó que “quieren un país donde haya mejores ingresos pero también derechos laborales”.

“Se pusieron en esta elección una discusión de valores, de en qué sociedad queremos vivir”, advirtió.

COMPARTIR NOTA