27 de mayo de 2024

Logo
Logo

Orgánicos, rosados, blancos y de terroir: ¿por qué el malbec ya no es el mismo de siempre?

La cepa emblemática argentina vive un momento de expansión hacia nuevas expresiones, reinventándose en rosados, blancos, orgánicos y en el fabuloso universo de los terroirs.

Desde hace varios años -a través del impulso de Wines of Argentina, institución a cargo de la promoción del vino Argentino a nivel internacional- durante el mes de abril se celebra , una fecha en la que tienen lugar un sinfín de eventos tanto a nivel nacional como internacional. En este 2022, la celebración encuentra a la cepa emblemática de nuestro país transitando caminos inéditos y ofreciendo nuevas expresiones a los amantes del vino que expanden su identidad más tradicional. Durante los últimos tiempos, casi todas las bodegas argentinas vienen experimentando con excelentes resultados en ámbitos como los rosados y blancos de malbec, así como en las producciones naturales y orgánicas. Este año, el gran objetivo de la celebración es dar cuenta de la gran diversidad de terroirs, que da lugar a un abanico de expresiones según la altitud y el tipo de suelo. Ya no solamente en regiones o microregiones, sino incluso en parcelas privilegiadas dentro de una finca, que ofrencen sabores, aromas y frescuras, que se traducen en una gama inagotable de perfiles y estilos y ponen en evidencia la idea de que no hay un solo tipo de malbec argentino, sino muchos, muchísimos.

De aquí al mundo

Un tesoro nacional: El año pasado el malbec argentino llegó a 122 países del mundo. Con 46.366 hectáreas plantadas en Argentina el malbec representa el 23.8% del total cultivado en el país, siendo por lejos la variedad más popular, habiendo incrementado su superficie en 168% en los últimos 20 años. La provincia de Mendoza encabeza el ranking con mayor superficie del varietal, con el 84.6%, seguida por San Juan (6.3%) y Salta (3.5%).

COMPARTIR NOTA