14 de junio de 2024

Logo
Logo

Paritarias privadas: gremios reclaman aumentos mensuales para no perder por inflación

Paritarias privadas: gremios reclaman aumentos mensuales para no perder por inflación
Paritarias privadas: gremios reclaman aumentos mensuales para no perder por inflación

El dato de agosto se esperaba, luego de la devaluación del 22% del dólar oficial, y los gremios ya habían adelantado reuniones paritarias para analizar pérdidas del poder adquisitivo y generar correcciones.

La devaluación que oficializó el ministro de Economía y candidato a presidente, Sergio Massa, el día siguiente después de las elecciones primarias, activó una ola de pedidos de reapertura de paritarias. Es que, el 14 de agosto se devaluó un 22% y esto tuvo un impacto directo en la inflación de ese mes, que llegó al 12,4% y los gremios esperan, ahora, recuperar esos puntos perdidos.

Si bien el Indec no publicó el dato general del avance de los precios hasta este 13 de septiembre, las partes que integran la mesa paritaria privada no desconocían que el dato sería superior a los 12 puntos, e incluso en algunos acuerdos ya se habían pautado reuniones para plantear un plan de acción posterior a la primera instancia electoral.

Tal el es el caso de los empleados bancarios que tenían firmada una “cláusula gatillo” para que, una vez que el instituto de estadísticas compartiera la información de agosto, se produjera “un ajuste salarial de manera automática”.

En dicha cláusula, se establecía que si la inflación acumulada de agosto superaba el 75% (monto otorgado hasta la última actualización), los bancos deberían ajustar la diferencia, haciendo retroactivo el porcentaje resultante al mencionado mes”, de acuerdo con lo referido por el gremio.

De hecho sucedió lo que anticipaban, la inflación difundida por el organismo oficial fue del 12,4%, totalizando un 80,2% anual, lo que obligó a la parte empleadora a ajustar 5,2 puntos, retroactivos a agosto. Con todo ello, el salario mínimo inicial bancario se compondrá ahora de $417.263,21, más $15.077,58 ($432.340,79, entre “inicial y participación de ganancias”), a liquidar en septiembre.

Asimismo, la próxima semana tendrán lugar las reuniones paritarias para continuar con las negociaciones para los meses siguientes.

Al respecto, el representante del gremio en Mendoza, Sergio Giménez, informó que, se intentó discutir “inflación futura” y hasta julio lograron estar por encima de la inflación, pero luego, “la devaluación del 13 de agosto, cambió el escenario”, y el 9% que se había fijado como anticipo de agosto no alcanzó. “Establecimos en el acta que se firmó el 1 de septiembre que una vez que supiésemos la inflación de agosto, corregiríamos inmediatamente”, agregó.

En adelante, Giménez explicó que tendrán que discutir el próximo cuatrimestre, o cláusulas similares a la anterior para “como mínimo, empatarle a la inflación” o corregir las pérdidas.

(Imagen ilustrativa / Web)
(Imagen ilustrativa / Web)

Lo mismo sucedió con Petroleros Jerárquicos de Cuyo, que logró un incremento salarial anual del 107,5% con las cámaras empresariales en el mes de julio, y había previsto una revisión el día 15 de octubre.

“El acuerdo salarial acordado para los próximos nueve meses es de un 82,5% y contemplando el primer trimestre del año 2023 (marzo-abril-mayo) que fue del 25%, se completó un total anual del 107,5%. Se estableció entonces un aumento del 10% para el mes Julio, un 10% en Agosto y un 7,5% en Septiembre. En tanto, el mes Octubre pasará a ser remunerativo y se activará una cláusula de revisión el día 15 de ese mes. Para Noviembre, en tanto, el incremento será del 10% y habrá luego un 17,5% para Diciembre”, recordaron a Los Andes.

Por su parte, los Empleados de Comercio cobrarán en septiembre el último tramo del aumento del 27% acordado en julio, y se sumará la liquidación del bono de $60.000 decretado por el Gobierno (en dos cuotas de $30.000 cada una).

Para los trabajadores mercantiles, el último acuerdo paritario trimestral (agosto-octubre 2023), contempló un incremento del 27% (7,5% en agosto, 7,5% en septiembre y 7,5% octubre, más el 4,5% como recupero del trimestre anterior, que debió abonarse en agosto). Las revisiones por inflación las dejaron para el mes de noviembre, cuando se prevé que las partes evalúen “el impacto inflacionario a fin de evaluar el próximo aumento salarial”, según informó la Faecys.

De acuerdo con Fernando Ligorria, secretario general del Centro de Empleados de Comercio (CEC) en Mendoza (Centro de Empleados de Comercio), en la provincia se calcula que son alrededor de 30 mil los empleados de comercio (oscila entre 29 mil y 31 mil, según las bajas e incorporaciones por temporada). Para estos trabajadores, el piso salarial debió llegar a $286.000 en septiembre, pero el sector todavía combate una alta informalidad.

Bono hasta febrero, ¿qué piden los trabajadores de viña y bodega tras la devaluación?

Los salarios de los trabajadores del sector vitivinícola se terminaron de definir la semana pasada, y de acuerdo con lo que le contó a este diario, Juan Carlos Aguirre, secretario general de Soeva Guaymallén, se logró extender el pago del bono que definió el Gobierno Nacional hasta el mes de febrero, mes en que se incluirá en el básico y en el ítem refrigerio ($20.000 al primero y $10.000 al segundo).

“Cerramos revisión la semana pasada, con una suma fija de $30.000 hasta febrero del próximo año, y una nueva revisión en noviembre (de este año). En relación al bono, desde septiembre y hasta febro, implica que serán cinco pagos, en lugar de los dos que se otorgaron por decreto y luego, se continuará pagando, pero se incorporará al básico y a los refrigerios”, indicó Aguirre, y señaló que el salario básico, más lo no remunerativo llevó el inicial a $192.374, con lo convenido.

Seguí leyendo:

COMPARTIR NOTA