14 de junio de 2024

Logo
Logo

Sebastián Halpern: “El agua necesita de la minería”

"Nuestro compromiso, que siempre ha estado de manifiesto, es el cuidado del agua y del medio ambiente, y va en la misma línea que este auto de carreras", explicó Halpern.
"Nuestro compromiso, que siempre ha estado de manifiesto, es el cuidado del agua y del medio ambiente, y va en la misma línea que este auto de carreras", explicó Halpern.

La presentación del auto del Rally Dakar, en su empresa, fue una excusa para charlar con él sobre sustentabilidad, defensa del agua y también los cambios necesarios en Mendoza para esperar el futuro.

Detrás de él hay una bestia, un vehículo poderoso, de formato robusto, de un andar confiable. En las naves industriales, que está construyendo en Carrodilla, Sebastián Halpern presentó el Mini 4x4 T1+ que diseñó la empresa alemana X-Raid. Un auto de carreras con neumáticos de mayores dimensiones, un mayor recorrido de su suspensión y mejor aerodinámica. Un monstruo mecánico, que el piloto mendocino llevó a su máxima velocidad, sobre las crestas del desierto de Arabia Saudita, en enero, durante el Rally Dakar 2023.

En los laterales verdes está escrito su nombre. Esta vez, el hombre y su idea van junto a la máquina. Porque el Mini, con motor de 6 cilindros, se alimenta con un combustible HVO de segunda generación, un biodiésel (que es producido a partir de grasas vegetales usadas y botellas de plástico), destinado a bajar en un 80% las emisiones de dióxido de carbono (CO2). “El automovilismo tendrá que acostumbrarse al hecho de que sin sostenibilidad no habrá más automovilismo”, sostuvo en una entrevista europea el dueño del equipo X-Raid, el alemán Sven Quandt.

La presentación del auto, la fiesta en su empresa, es una excusa para charlar con Halpern sobre sustentabilidad, deporte, defensa del agua y también los cambios necesarios en Mendoza para poder esperar el futuro.

-La mayoría de los sponsors del Mini vienen de la agricultura, ¿qué significa eso para vos?

-A ver, la mayoría de mis sponsors provienen de la agricultura porque Mendoza es una provincia agrícola y porque todas estas empresas están comprometidas con el cuidado del medio ambiente. Cuando les conté cual era el proyecto, que correría un auto que funciona con biodiésel, que emite un 80% menos de dióxido de carbono que un diésel común, la verdad es que se sumaron rápido. Nuestro compromiso, que siempre ha estado de manifiesto, es el cuidado del agua y del medio ambiente, y va en la misma línea que este auto de carreras. El grupo Broda, Luján Agrícola, Agromac Birdó, Panella, Masteragua y Halpern, todos estamos alineados tras el mismo objetivo: la sustentabilidad. Lo dije recién, es un gran equipo y todos apoyan para que nos vaya mejor.

-¿Qué pensás que dirá el informe de la empresa israelí Mekerot sobre la gestión del agua en Mendoza?

-El informe de la empresa israelí va a decir lo que nadie quiere decir... las obras que hay que hacer, que al agua hay que empezar a medirla y que necesitamos de manera urgente entubar el agua que baja por los ríos y canales sin impermeabilizar. Además del aprovechamiento energético que necesitamos; debemos saber que si tenemos los diques más altos, podemos tener agua presurizada con un costo energético cero.

-¿Cuál es tu opinión sobre el nivel de desarrollo para el cuidado del agua en Mendoza?

-Creo que recién se está empezando a tomar conciencia del cuidado del agua en Mendoza, pero en cuanto al desarrollo de obras, de infraestructura, es muy básico. Necesitamos de manera urgente empezar a copiar lo que se está haciendo bien en otros países, en muchos lugares del mundo ya nos llevan 30 años de ventaja sobre este tema. Entonces, es urgente la necesidad de poder desarrollar todo, pero antes que nada nos hace falta un plan para los próximos 30, 40 o 50 años y ahí empezar con ese desarrollo.

-¿En relación con la infraestructura hídrica que es lo que Mendoza necesita para ponerse al día?

-Mendoza, para ponerse al día, primero necesita un plan; segundo, saber cuánto va a costar poder ejecutar ese plan y cómo se va a fondear. Soy un fuerte defensor de la minería sustentable porque creo que es el único sector que puede darle los recursos necesarios a Mendoza para construir las obras que necesita para una gestión eficiente del agua, más allá de que pueda pedir préstamos flexibles en organismos que empujan, en todo el mundo, para el cuidado del agua. Creo que si no ponemos en marcha una minería sustentable y controlada va a ser muy difícil hacer las obras necesarias en un plazo relativamente corto... y cuando digo corto, hablo de al menos 30 años.

-¿En comparación con la región, cómo son recibidas las inversiones en Mendoza?

-En cuanto las inversiones, en comparación con otras provincias, creo que es una lástima que Mendoza con la gente que tiene, con las ganas de trabajar que tienen, con el empuje que hay en la provincia, con los emprendedores que tenemos, con la cabeza, con las ideas, por ahí tengamos algunas trabas o dificultades para hacer las cosas de manera más ágil y dinámica. Comparado con otras provincias, en eso creo que fallamos, los organismos de Mendoza fallan y son un poco burocráticos; cuando uno va a otras provincias por ahí son más ágiles y colaborativos para proyectos agrícolas, proyectos inmobiliarios o de todo tipo.

-Sobre el tratamiento de aguas grises en la provincia ¿Qué se está haciendo?

-En Mendoza se está haciendo muy poco en esta materia porque la legislación no aprieta en donde debería hacerlo. Pero hay algunas municipalidades, como es el caso de Luján, que ya han empezando a hacer cosas para que esto suceda. Pensá que es un proceso que va a durar más de 30 años, pero hay que empezar, dar el primer paso. Estos galpones que hemos construido ya tienen separación de aguas negras y grises. Si vos ves en la salida, está preparado con doble cañería para el manejo de los fluidos que van a una planta de tratamiento. En Mendoza se está haciendo muy poco, pero creo que hay que recuperar los efluentes con sistemas de última tecnología, porque a la larga es más barato para usarla como agua de riego...

-¿Es un tema de inversión, de decisión política o empresarial?

-Antes de hablar de la parte monetaria hay que ir por el lado de política, porque el cuidado del agua tiene que ser una política de Estado. No tiene que ser la creencia, de algunos pocos o que defendamos algunos pocos, sino tiene que venir desde arriba con leyes que obliguen a los que construimos a empezar a preparar la infraestructura y la separación de agua para su recuperación.

-En Europa, los países vitivinícolas, están cambiando la forma de trabajar la tierra y hablan de agricultura regenerativa, ¿eso cambia la forma en que estamos regando los mendocinos?

-Totalmente, hay que aprender de la experiencia de los países de Europa, porque realmente tiene grandes problemas para abastecerse de agua. Hay que copiar a Israel, que está mucho más avanzados que nosotros en el manejo del agua. No tenemos que perder más tiempo, hay que ir directamente a lo que hoy se está haciendo en el mundo, porque nos vamos a ahorrar unos 30 años de un proceso de ensayos que ellos ya han vivido. Por ahí va la cosa.

-Al hablar de la recuperación del agua de montaña, escuche que se hacía referencia al termino “minería del agua”. ¿Qué pensás?

-Lo que vengo comunicando desde hace un tiempo es que nosotros necesitamos una minería responsable, controlada, en nuestra provincia que nos permita obtener los fondos para hacer las obras de infraestructura que hacen falta para que los agricultores rieguen. En Mendoza es muy grande la inversión que hay que hacer en redes de acueductos, canalización y reservorios. Son inversiones muy grandes y necesitamos de los recursos de la minería para poder construir esas obras. Entonces, no sé si el término va a ser “minería del agua”, pero sí que el agua necesita de la minería para poder cuidar el agua.

¿Quién es Sebastián Halpern? Tiene 44 años, realizó sus estudios en el Liceo Agrícola. Es Chief Executive Officer (CEO) en Halpern Riego, compañía que fundó en diciembre de 2002 durante la crisis económica en Argentina. Ha combinado su vida profesional, la de empresario en el sector agrícola, con la de piloto de automovilismo, motociclista y regatista. Halpern ha competido en ocho ediciones del Rally Dakar, inicialmente en la categoría de cuatriciclos (en 2011 fue subcampeón), así como tres resultados en el Top 10 de autos (2018, 2022 y 2023).
¿Quién es Sebastián Halpern? Tiene 44 años, realizó sus estudios en el Liceo Agrícola. Es Chief Executive Officer (CEO) en Halpern Riego, compañía que fundó en diciembre de 2002 durante la crisis económica en Argentina. Ha combinado su vida profesional, la de empresario en el sector agrícola, con la de piloto de automovilismo, motociclista y regatista. Halpern ha competido en ocho ediciones del Rally Dakar, inicialmente en la categoría de cuatriciclos (en 2011 fue subcampeón), así como tres resultados en el Top 10 de autos (2018, 2022 y 2023).

Seguí leyendo:

COMPARTIR NOTA