29 de mayo de 2024

Logo
Logo

Paso a paso: cómo hacer los clásicos pastelitos fritos para comer el 25 de Mayo

Los clásicos pastelitos fritos rellenos de carne: una tradición del 25 de mayo. - Imagen web
Los clásicos pastelitos fritos rellenos de carne: una tradición del 25 de mayo. - Imagen web

Uno de los platos preferidos de los argentinos, no sólo por su sabor sino también por ser parte de nuestra tradición. Rellenos de carne, también conocidos como empanadas argentinas, no pueden faltar en la Semana de Mayo.

Si bien la empanada es una delicia gastronómica que se disfruta en todo el mundo, en Argentina tiene la particularidad de que está arraigada a una firme tradición ancestral. Por eso, en fechas patrias como el 25 de mayo es un clásico que no puede faltar. Su preparación es sencilla, pero hay que prestarle atención al paso a paso para que queden deliciosos.

La costumbre es tan fuerte e importante en nuestro país que se consumen empanadas en todas las regiones y se preparan de diferentes formas. Una de las variantes más populares es la empanada de carne, que se puede encontrar en todas las panaderías y restaurantes del país.

Pero más allá de poder comprarla en cualquier lado, muchas veces elegimos prepararlas nosotros mismos, como parte de la tradición misma y, de paso, a gusto propio. En este caso, les compartimos una receta fácil de cómo hacer las clásicas empanadas argentinas de carne, del reconocido chef Gastón Riveira:

Ingredientes (para tres docenas)

Para la masa:

1 kg harina 000

1 pizca de sal

250/350 g de grasa de cerdo o de pella derretida

Agua tibia, c/n

Para el relleno:

50 g de grasa de pella

1 kg de cebollas, en brunoise

1 kg de carne (puede ser bola de lomo), cortada a cuchillo en cubos chicos

Comino y pimentón dulce o picante, a gusto

1 cucharada de azúcar

Orégano o mezcla de hierbas, a gusto

1 blanco de puerro, en rueditas

250 g cebollas de verdeo, en rueditas

Sal y pimienta, a gusto

Para la cocción:

Aceite de girasol para freír, c/n

Preparación

  • Para el relleno, calentar la grasa en una sartén profunda. Rehogar las cebollas hasta que estén traslúcidas Agregar la carne y condimentar con comino, pimentón, sal, pimienta, azúcar y otras hierbas a gusto. Cocinar por media hora
  • Antes de retirar del fuego, incorporar el puerro y la cebolla de verdeo. Mantener unos minutos más en el calor Retirar, rectificar la sazón, tapar y llevar a la heladera por un día entero.
  • Para la masa, disponer sobre la mesada limpia la harina y la sal en forma de volcán. Colocar en el centro la grasa de cerdo o pella derretida e ir incorporando agua de a poco, hasta obtener un bollo homogéneo. Envolverlo en papel film y llevar a la heladera por 3 horas.
  • Retirar de la heladera y sobar la masa rotándola entre cuatro y cinco veces, sin dejar de amasar. Llevar a la heladera por media hora más. Estirar la masa sobre la mesada enharinada hasta lograr 4 milímetros de espesor. Cortar discos de 8 centímetros de diámetro aproximadamente. Reservar.
  • Distribuir el relleno en el centro de los discos, doblar al medio y hacer el repulgue (acá cada uno tendrá su técnica, por mi parte, aplico la que me enseñó mi abuelo juntar la masa y hacer el repulgue con un tenedor)
  • Freír las empanadas en abundante aceite caliente hasta que estén doradas Escurrir con una espumadera sobre papel absorbente. Servir bien calientes.

COMPARTIR NOTA