26 de mayo de 2024

Logo
Logo

Se hizo viral con un video donde cuenta que tiene 23 años y la han despedido de 12 trabajos: “No sé qué hacer con mi vida”

Elena detalló que había trabajado siempre en locales comerciales en el área de atención al cliente, como joyerías, zapaterías, tiendas de ropa, almacenes, negocios de venta de indumentaria para bebés y hasta de recepcionista en una peluquería. Foto: Captura video
Elena detalló que había trabajado siempre en locales comerciales en el área de atención al cliente, como joyerías, zapaterías, tiendas de ropa, almacenes, negocios de venta de indumentaria para bebés y hasta de recepcionista en una peluquería. Foto: Captura video

Con frustración, la joven española reveló que va en busca de su decimotercer empleo, aunque la compleja situación no le da esperanzas. “Me rindo, de verdad que me rindo”, confesó.

Una joven española se mostró al borde de las lágrimas en un video viral debido a su frustrante situación. Como relató en la red social asiática, TikTok, a sus 23 años ha sido despedida de 12 trabajos. Su frustrante situación, sumada a la incertidumbre por el futuro generó una ola de comentarios en el posteo de miles de chicos y chicas que se encuentran en la misma situación.

Elena Fuentes recibió alrededor de 3200 comentarios en un video de hace poco más de un mes. ¿El motivo? La española confesó que no sabe qué “hacer con su vida” porque a trabajado en más de 10 lugares y en ninguno ha conseguido un puesto fijo ni una propuesta que le permita costear sus gastos para poder continuar con sus estudios.

En el viral, la joven comienza con una fuerte frase: “Me rindo, de verdad que me rindo”. Y continúa: “Me echaron. Pasé el mes de prueba y al cabo de una semana me indemnizan para que me vaya. Me echaron ayer por la noche, hoy no fui a trabajar”.

He trabajado en 12 sitios distintos. [Ahora] voy por mi trabajo número 13. No sé lo que tengo que hacer, de verdad. En todas partes es lo mismo”, agrega al borde de las lágrimas. Tras esto, mencionó que los diferentes empleadores le han dicho que es muy buena trabajadora, pero, aún así, por diferentes motivos la despiden.

“Que soy muy buena, que todo muy bien, pero en uno [me despidieron] porque ya no tenían lugar, en la otra porque las horas no les convenía, [después] porque volvía otra y resulta que yo estaba sustituyendo a alguien sin saberlo, en otra porque no encajo”, siguió.

En un video posterior, Elena detalló que había trabajado siempre en locales comerciales porque no tiene estudios. Por ello, se desempeñó en el área de atención al cliente en joyerías, zapaterías, tiendas de ropa, almacenes, negocios de venta de indumentaria para bebés y hasta de recepcionista en una peluquería.

Pese a querer estudiar una carrera universitaria, Elena tuvo muchos impedimentos para perseguir sus sueños. “Empecé una carrera y la dejé porque no me gustaba. Vino la pandemia, me dio ansiedad y la dejé. He querido estudiar siempre. Me encantaría estudiar diseño de interiores”, confesó.

No obstante, detalló que otro obstáculo es que vive en una ciudad muy pequeña y, para estudiar este tipo de carreras, debería mudarse a otra localidad. Por ello, se siente atrapada en un círculo vicioso, ya que no tiene suficiente dinero para rehacer su vida en otra ciudad ni para costear los gastos de las diferentes universidades.

Aunque decir “por fortuna” es alentador y desolador en partes iguales, múltiples internautas le expresaron en los comentarios que han pasado o se encuentran en la misma situación. “Tranquila, mujer, así estamos la mayoría de jóvenes trabajadores en España. No te rindas”, le indicó una usuaria.

Una segunda jóven escribió: “Lo peor es que luego en las entrevistas te preguntan por qué has tenido tantos trabajos y te juzgan sin tener culpa de nada, te entiendo 100%”. “Yo tengo 29. Mejor no te deprimo contándote”; “Tengo 18, me fui de España porque sabía que no tendría ni una mísera oportunidad de trabajo”, agregaron otros usuarios.

COMPARTIR NOTA