20 de abril de 2024

Logo
Logo

Una guionista de Friends reveló la mala onda que había detrás de cámara entre los actores

Friends fue una de las series más famosas de Estados Unidos con repercusión mundial.
Friends fue una de las series más famosas de Estados Unidos con repercusión mundial.

Lin participó de la séptima temporada de la sitcom y escribió un libro contando el detrás de escena de esta producción y sus problemas. Aseguró que no fue agradable trabajar en la serie y que los actores daban “a los gritos” sus opiniones.

El backstage de las exitosas sitcom no siempre son como los usuarios lo ven en la puesta en escena. Muchas veces lo que se ve en la pantalla no refleja lo que pasa detrás de las cámaras. Según una guionista de televisión, haber trabajado en la famosísima serie Friends no fue tan agradable como la gente se imaginaba.

En su libro autobiográfico, End Credits: cómo rompí con Hollywood, Patty Lin, cuya lista de trabajos incluyen las series Breaking Bad, Freaks and Geeks y Desperate Housewives, habló de su turbulento paso por la sitcom de NBC.

Libro autobiográfico, End Credits: cómo rompí con Hollywood, Patty Lin. Foto: Instagram / @zibbybooks
Libro autobiográfico, End Credits: cómo rompí con Hollywood, Patty Lin. Foto: Instagram / @zibbybooks

El equipo de guionistas de Friends era muy cerrado, más que en cualquier otra serie en la que había trabajado. Me recordaban a los niños ricos de mi colegio que compraban en Abercrombie & Fitch y manejaban autos descapotables nuevos”, relató sobre sus antiguos compañeros de trabajo.

Lin, que es asiática, se incorporó a Friends en su séptima temporada y era la única persona de color en la sala de guionistas en aquel momento. En su libro cuenta que a menudo luchaba contra el “síndrome del impostor”: “Me preguntaba si me habían contratado para Friends para que haya diversidad o porque era la persona adecuada para el trabajo”, expresó.

Lamentablemente, su experiencia solo se hizo más dura durante las lecturas de mesa, en las que las estrellas de la serie -entre ellas Jennifer Aniston, Lisa Kudrow, David Schwimmer, Courteney Cox, Matthew Perry y Matt LeBlanc- se reunían con los productores, guionistas y jefes de departamento para leer los libretos de los episodios. “La novedad de ver de cerca a las grandes estrellas desapareció rápidamente”, argumentó Lin.

“Los actores parecían descontentos de estar encadenados a un viejo programa cuando podrían estar diversificándose y sentí que se preguntaban constantemente cómo les serviría específicamente cada guión. Todos sabían cómo hacer reír, pero si no les gustaba un chiste parecían rechazarlo deliberadamente, sabiendo que lo íbamos a reescribir”, escribió con dureza la guionista.

Los mejores cameos de Friends.
Los mejores cameos de Friends.

Y agregó: “Muchos buenos chistes terminaban descartándose solo porque uno de ellos había hablado con la boca llena de panceta”. Según Lin, después de las lecturas de mesa los actores expresaban “a gritos” sus opiniones sobre los guiones. “Rara vez tenían algo positivo que decir y, cuando planteaban problemas, no sugerían soluciones factibles”, señaló la profesional.

Y continuó: “Viéndose como guardianes de sus personajes, a menudo argumentaban que nunca harían o dirían tal o cual cosa. A veces resultaba útil, pero en general estas sesiones tenían un carácter agresivo que carecía de la ligereza que cabría esperar de la creación de una comedia”.

Tras el final de la temporada siete, el trabajo de Lin había finalizado y no se la convocó para la octava. “Me sentí mortificada e indignada. También me sentí un poco aliviada. Se acabaron las reescrituras durante toda la noche, el ansioso lanzamiento de chistes y el sentirse menos en la mesa de los chicos populares”, manifestó Lin.

Su ex jefe, Judd Apatow, ya le había advertido lo que pasaba detrás del fenómeno. El productor de Freaks and Geeks le advirtió que no aceptara el trabajo en Friends: “¿Cuánto lleva la serie? ¿Seis temporadas? Es una máquina que ya funciona, no vas a aprender tanto”, le había manifestado. “Al final, Apatow tenía razón”, escribió Lin. “No aprendí tanto, excepto que no quería volver a trabajar en una sitcom”, agregó la guionista.

MEA CULPA

Cabe destacar que en los últimos años, los creadores de Friends han hecho algunos mea culpa sobre la tira. Hace un tiempo Marta Kauffman declaró a Los Angeles Times que se sentía “avergonzada” y “culpable” por la falta de diversidad en Friends, ya que el elenco era en su gran mayoría blanco. Por esta razón donó 4 millones de dólares para crear la Cátedra Marta F. Kauffman ‘78 de Estudios Africanos y Afroamericanos en la Universidad Brandeis.

Lisa Kudrow, por su parte, también señaló la falta de diversidad de la serie, diciendo que si se hiciera hoy “no sería un elenco totalmente blanco”. Sin embargo, la actriz defendió a Kauffman y Crane en 2022, diciendo que simplemente “escribieron sobre sus vidas después de la universidad” y su mundo era ese.

Seguí leyendo

COMPARTIR NOTA