24 de abril de 2024

Logo
Logo

Burkina Faso sin tregua: unos 70 civiles muertos, entre ellos varios niños, en nuevos enfrentamientos armados

Ya son más de dos millones los desplazados en Burkina Faso por los enfrentamientos contra grupos islamistas en todo el país.
Ya son más de dos millones los desplazados en Burkina Faso por los enfrentamientos contra grupos islamistas en todo el país.

Según un fiscal del país, al menos 70 civiles han muerto, principalmente ancianos y niños, en un ataque terrorista contra una aldea en el norte de Burkina Faso a principios de este mes.

Unas 70 personas, entre ellas niños y ancianos, fueron asesinadas por atacantes no identificados el pasado 5 de noviembre en la región centro-norte de Burkina Faso, en la localidad de Zaongo, informaron las autoridades.

Según un comunicado difundido por la Fiscalía burkinesa a última hora de este lunes, un equipo de investigación integrado por un fiscal, un representante de la Fiscalía militar, un juez y miembros de las fuerzas de seguridad, se desplazó este domingo al lugar, en la provincia de Namentenga, y confirmó que varias propiedades fueron también incendiadas o destruidas.

“La continuación de las investigaciones, a través sobre todo de conversaciones con los padres de las víctimas y los heridos permitirá precisar el número exacto de muertos, de heridos y, eventualmente, de personas desaparecidas”, señaló la Fiscalía. Por el momento, “los autores de estas atrocidades siguen sin conocerse”, añadió, al destacar que continúan las investigaciones para identificarlos y se sospecha que fueron grupos yihadistas, que atormentan al país desde hace años.

Este domingo, la Unión Europea (UE) pidió a las autoridades burkinesas que esclarezcan las circunstancias de la “masacre” ocurrida en Zaogo, al señalar que un centenar de personas murieron en el incidente.

Aunque los autores del ataque no se conocen aún, Burkina Faso sufre frecuentes atentados yihadistas desde abril de 2015 perpetrados por grupos ligados a organizaciones terroristas como Al Qaeda y Daesh, autodenominado Estado Islámico, sobre todo en el norte de su territorio.

Además, el país encajó dos golpes de Estado en 2022: uno el 24 de enero, dirigido por el teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba, y otro el 30 de septiembre, encabezado por el capitán Ibrahim Traoré, quien dirige actualmente la nación.

Ambos golpes llegaron tras el descontento entre la población y el Ejército por los ataques yihadistas, que han forzado el desplazamiento de más de dos millones de personas, según los últimos datos del Gobierno burkinés.

El pasado junio, el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) advirtió que, por primera vez, Burkina Faso encabeza la lista de las crisis de desplazamiento más desatendidas del mundo, después de que la ayuda y atención humanitaria se reorientase hacia Ucrania tras la invasión rusa.

COMPARTIR NOTA