26 de mayo de 2024

Logo
Logo

China responderá si la presidente de Taiwán se reúne con funcionarios estadounidenses

Tsai Ing-wen, presidente de Taiwán, durante su visita en 2019 a una universidad estadounidense.
Tsai Ing-wen, presidente de Taiwán, durante su visita en 2019 a una universidad estadounidense.

Tsai Ing-wen hará una visita en EE.UU. en el marco de una gira de 10 días a distintos países de Centroamérica.

China tomará “contramedidas firmes” si la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, se reúne con el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Kevin McCarthy, durante la escala de la primera para visita a Centroamérica, señaló este miércoles 29 de marzo la portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado chino, Zhu Fenglian.

Si ocurre el encuentro, “será otra provocación que viola gravemente el principio de una sola China y socava su soberanía e integridad territorial, así como la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán”, aseguró Zhu en una conferencia de prensa. Zhu dijo que Pekín “se opone firmemente a la visita de ‘tránsito’ planificada de Tsai Ing-wen a EEUU”.

Tsai, de 66 años, lleva a cabo a partir de este miércoles un viaje de 10 días a Centroamérica. Tras volar desde Taipei, hará su primera escala en Nueva York antes de volar hacia el sur. Los informes afirman que la presidente de la nación isleña podría reunirse con McCarthy en California luego de que regrese de Guatemala y Belice al final de su viaje.

”El ‘tránsito’ de la lideresa de Taiwán es esencialmente un acto de provocación de ‘confiar en Estados Unidos para buscar la independencia’, y se pide a la parte estadounidense cumplir estrictamente el principio de una sola China y los tres comunicados conjuntos China-EEUU, y tomar acciones concretas para cumplir con el compromiso solemne de no apoyar la ‘independencia de Taiwán’”, señaló el canal público CGTN, al citar a Zhu.

China considera a Taiwán como una “provincia separatista”, mientras que Taipei ha insistido en su independencia desde 1949. Pekín se ha opuesto con vehemencia a cualquier contacto oficial entre Washington y Taipei. El viaje no anunciado a Taiwán de la predecesora de McCarthy, Nancy Pelosi, en agosto del año pasado desencadenó una respuesta sin precedentes de China, que lanzó operaciones militares en la nación insular de alrededor de 24 millones de habitantes. Al mismo tiempo, EE.UU .ha suministrado armamento a Taiwán por valor de miles de millones de dólares en los últimos años.

COMPARTIR NOTA