22 de abril de 2024

Logo
Logo

Crisis en Israel: Netanyahu destituye a ministro de Defensa por pedir freno a la reforma judicial

A la izquierda, Yoav Gallant, ahroa exministro de Defensa del gobierno de Israel; a la derecha, Benjamin Netanyahu, primer ministro, en una imagen de archivo.
A la izquierda, Yoav Gallant, ahroa exministro de Defensa del gobierno de Israel; a la derecha, Benjamin Netanyahu, primer ministro, en una imagen de archivo.

Como respuesta, miles de personas tomaron las calles en reclamo este domingo y el presidente del país, Isaac Herzog, se sumó hoy al pedido de freno al polémico proyecto.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha destituido este domingo a su ministro de Defensa, Yoav Gallant, quien el sábado abogó públicamente por pausar la tramitación de la polémica reforma judicial para dar margen al diálogo.

Netanyahu ha publicado un breve comunicado anunciando la marcha de Gallant en el que explica que ha perdido su confianza en él porque “se ha puesto a la espalda del Gobierno”, informa la prensa israelí. Gallant sigue siendo diputado del partido Likud de Netanyahu, pero no se sabe si seguirá formando parte del Gobierno, resultado de un complejo equilibrio de fuerzas entre los partidos de derecha y ultraderecha que conforman la coalición que sostiene a Netanyahu.

Tras conocerse la noticia, el líder de la oposición, Yair Lapid, ha criticado a Netanyahu porque ha destituido a Gallant “solo porque le advirtió de la amenaza que supone para la seguridad de Israel” su reforma judicial. “Es un gobierno antisionista que va en contra de la seguridad nacional e ignora las advertencias de todos los responsables del aparato de seguridad”, ha argumentado.

Luego de la destitución del ministro de defensa, más de 600.000 israelíes salieron nuevamente a las calles a reclamar por la reforma judicial que impulsa Benjamin Netanyahu.
Luego de la destitución del ministro de defensa, más de 600.000 israelíes salieron nuevamente a las calles a reclamar por la reforma judicial que impulsa Benjamin Netanyahu.

Tras la destitución de Gallant más de 600.000 manifestantes han salido a las calles de las principales ciudades isarelíes para protestar por la decisión. Las declaraciones del sábado que desataron su destitución fueron televisadas, y en ellas el exministro rompió con la lógica de bloque del gobierno y afirmó: “Nunca he visto el nivel de odio y dolor que veo ahora. La división en la sociedad llega hasta el Ejército y ello supone un peligro inmediato y tangible a la seguridad del Estado. No voy a ceder en esto. Necesitamos cambiar la judicatura, pero los cambios importante deben hacerse con diálogo. El proceso legislativo debe ser detenido”.

Por su parte, el presidente de Israel, Isaac Herzog, ha pedido este lunes al Gobierno de Benjamin Netanyahu que detenga la legislación de la reforma judicial, después de una noche de tensión en las calles del país. “Por el bien de la unidad del pueblo de Israel, por el bien de la responsabilidad, les pido que detengan el proceso legislativo de inmediato”, ha manifestado el mandatario a través de su perfil en la red social Twitter. Además, la sociedad civil ha anunciado numerosas protestas para este lunes, incluida una posible huelga general por parte del principal sindicato.

Por otro lado, varios ministros del Likud, el partido liderado por el primer ministro, anunciaron durante la noche su apoyo al jefe de Gobierno en caso de que decida pausar la reforma judicial. Tras ello, el gabinete de coalición está debatiendo una posible congelación de la polémica medida, ya que Netanyahu ha tenido que organizar una reunión de emergencia, según ha informado el periódico ‘Times of Israel’.

COMPARTIR NOTA