26 de mayo de 2024

Logo
Logo

El gobierno de México compra 13 plantas privadas de energía de camino a la nacionalización eléctrica

El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola en Palacio Nacional.
El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola en Palacio Nacional.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la empresa eléctrica del Estado, CFE, operará las plantas, con lo que será la mayor generadora de energía eléctrica en el país.

El gobierno de México ha anunciado este martes un convenio con la principal eléctrica española, Iberdrola, para adquirir 13 plantas de generación eléctrica en el país, las cuales serán operadas por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), según explicó en un video el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. El Gobierno invertirá unos 6.000 millones de dólares.

“Hoy el Gobierno de México firmó un convenio para comprar a Iberdrola 13 plantas de generación de energía eléctrica que formarán parte del patrimonio público y serán operadas por la CFE”, dijo el mandatario en Twitter. “Esta es una nueva nacionalización de la industria eléctrica”. Con esta adquisición, CFE pasará de generar el 39,6% a generar un 55,5% de toda la energía del país, lo que la convierte en la empresa líder en su sector.

López Obrador se reunió con Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola; Enrique Alva, gerente de la empresa en México y David Mesonero, director general de Desarrollo, así como con el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, y el director general de CFE, Manuel Bartlett. En un video, López Obrador dijo que a pesar de las “discrepancias” que había tenido con Iberdrola, se llegó a un acuerdo “histórico”.

La noticia llegó horas después de que Iberdrola emitiera un comunicado en el que informó que venderá a una empresa administradora de vehículos financieros mexicana, Mexico Infrastructure Partners, activos valorados en unos 6.000 millones de dólares para desprenderse del 80% de su negocio de generación en el país latinoamericano. “Con esta transacción la compañía continúa siendo el principal generador privado de energías renovables en México e impulsa el cumplimiento de sus compromisos de descarbonización”, dice el comunicado.

Hace un año, López Obrador acusó a Repsol, OHL y la misma Iberdrola de abusar de México y sus pueblos. Para fortalecer las empresas del Estado y garantizar el monopolio del mercado a CFE, el presidente propuso modificaciones a la Ley de la Industria Eléctrica y acusó a Iberdrola de hacer lobby para presionar en contra su aprobación. Además, ha expresado irritación porque su rival político, el expresidente Felipe Calderón, formó parte del consejo de la empresa en 2016.

“Hace dos años estuvimos acá, nos pidió que negociáramos, que dialogáramos, que llegáramos a acuerdos. Dos años más tarde, hemos dialogado, hemos hablado y hemos llegado a acuerdos”, dijo Sánchez Galán tras la reunión con el presidente mexicano. “Hemos entendido cuál es la política energética de su gobierno y esa política nos ha llevado a buscar una situación que sea buena para el pueblo de México y que al mismo tiempo cumpla con los intereses de nuestros accionistas”, agregó el presidente de Iberdrola.

López Obrador espera que a finales de su sexenio, el cual termina en septiembre del próximo año, CFE esté generando alrededor del 65% de toda energía eléctrica del país. Esto, aseguró el mandatario, “significa el rescate definitivo de una empresa pública fundamental como es la Comisión Federal de Electricidad”.

COMPARTIR NOTA