26 de mayo de 2024

Logo
Logo

El Pentágono anuncia que EE.UU. podría enviar bombas “de racimo” a Ucrania, prohibidas internacionalmente

Pat Ryder, portavoz del Pentágono de EE. UU.
Pat Ryder, portavoz del Pentágono de EE. UU.

El uso de municiones en racimo está prohibido internacionalmente, principalmente porque se considera extremadamente peligroso para la población civil.

En Washington, medios estadounidenses informaron que el Pentágono estaba preparando un nuevo paquete de armas y municiones para entregar a Ucrania que podría incluir las controvertidas bombas de racimo, que consisten en pequeños explosivos diseminados por un amplio radio.

“Se están considerando las municiones en racimo. Cuando anunciemos oficialmente los planes, proporcionaremos más detalles”, prometió con cautela el portavoz del Pentágono, Pat Ryder. El uso de municiones en racimo está prohibido internacionalmente, principalmente porque se considera extremadamente peligroso para la población civil. Pero la decisión final la tiene el presidente estadounidense, Joe Biden, también responsable de anunciar la medida.

“Me gustaría señalar que tenemos varias variantes de municiones en nuestros inventarios”, dijo el portavoz del Pentágono, Pat Ryder, a los medios. En línea con estas declaraciones, el ministro ucraniano de Defensa, Oleksiy Reznikov, tuiteó que había hablado con su par estadounidense sobre “nuevos proyectos relacionados con el suministro de varios tipos de munición”.

Bombas de racimo, altamente peligrosas para la población civil por su rango de dispersión, prohibidas internacionalmente hace años.
Bombas de racimo, altamente peligrosas para la población civil por su rango de dispersión, prohibidas internacionalmente hace años.

Por su parte, Human Rights Watch (HRW) denunció hoy en un comunicado el uso de bombas de racimo por parte de Rusia y Ucrania y en el que pide también a Estados Unidos que no envíe este tipo de municiones a sus aliados ucranianos, que se las solicitan a Washington desde hace meses.

“Las fuerzas ucranianas han utilizado munición de racimo que ha causado la muerte y heridas serias a civiles.”, señala el comunicado de la organización proderechos humanos. HRW pide a ambos bandos dejar de utilizar este tipo de armas y afirma que “Estados Unidos no debe transferir munición de racimo a Ucrania”.

El comunicado de la ONG ha provocado la indignación del asesor de la oficina presidencial ucraniana, Mijailo Podoliak. “Los ‘activistas por los derechos humanos’ lanzan una agresiva campaña de lobby… no para expulsar a Rusia de Naciones Unidas, sino para torpedear el suministro de armas a Ucrania”, ha tuiteado Podoliak.

Ucrania ha acusado en repetidas ocasiones a varias organizaciones internacionales que han criticado a Kiev desde el comienzo del conflicto de estar “infiltradas por agentes rusos” e incluso algunos miembros del gobierno han amenazado a periodistas por comunicar sobre algunas controvertidas operaciones ucranianas sobre civiles y la presencia de simbología y reivindicaciones nazis en todo el ejército ucraniano.

COMPARTIR NOTA