25 de junio de 2024

Logo
Logo

Georgia: aprueban ley de “influencia extranjera” en medio de polémicas y protestas

Una manifestante discute con policías durante una protesta opositora contra una ley sobre influencia extranjera ante el edificio del Parlamento en Tiflis, Georgia, el martes 28 de mayo de 2024. (AP Foto/Zurab Tsertsvadze)
Una manifestante discute con policías durante una protesta opositora contra una ley sobre influencia extranjera ante el edificio del Parlamento en Tiflis, Georgia, el martes 28 de mayo de 2024. (AP Foto/Zurab Tsertsvadze)

Luego de semanas de rechazo general a la medida, entró en vigor la ley que indica que toda ONG que reciba más del 20% de dinero del exterior, responde a intereses ajenos al país.

El presidente del Parlamento georgiano, Shalva Papuashvili, firmó este lunes la ley sobre “influencia extranjera”. Con esta firma, la norma entra en vigor, pese a las masivas manifestaciones de rechazo que ha desatado en esta exrepública soviética del Cáucaso.

“Hoy firmé la ley sobre la transparencia de la influencia extranjera, que tiene como objetivo principal reforzar la solidez de los sistemas sociales, económicos y políticos georgianos”, declaró Papuashvili en un comunicado.

La normativa, inspirada de una medida rusa tomada en el contexto de su guerra con Ucrania, estipula que las oenegés y organizaciones de prensa que reciban más de 20 por ciento de su financiamiento del exterior, se registren como entidades que sirven los “intereses de una potencia extranjera”.

Fue adoptada definitivamente por el Parlamento el 28 de mayo, cuando los diputados del gobernante Sueño georgiano, que disponen de una mayoría en el hemiciclo, lograron tumbar el veto interpuesto por la presidenta prooccidental Salomé Zurabishvili.

Tanto la Unión Europea como Estados Unidos han denunciado el texto que, según ellos, alejan al país de su objetivo de adherirse al bloque europeo de 27 Estados miembros. Además, la ley ha desencadenado protestas masivas en este país de 3,7 millones de habitantes y ha generado diversas acciones frente al Parlamento durante casi dos meses.

Varios medios y oenegés denunciaron su intención de seguir impugnando el texto ante el Tribunal Constitucional de Georgia -aunque este último está también bajo control del partido Sueño georgiano- y la Corte Europea de Derechos Humanos. Entre los países de la UE, actualmente Francia también está elaborando una ley similar.

COMPARTIR NOTA