21 de junio de 2024

Logo
Logo

Investigan a la empresa responsable por el accidente del tren de Ohio

El descarrilamiento y posterior explosión de varios vagones del tren que pasaba por East Palestine, en Ohio, Estadous Unidos, impulsó una investigación hacia la empresa responsable por éste y varios otros descarrilamientos más en todo el país.
El descarrilamiento y posterior explosión de varios vagones del tren que pasaba por East Palestine, en Ohio, Estadous Unidos, impulsó una investigación hacia la empresa responsable por éste y varios otros descarrilamientos más en todo el país.

Luego del descarrilamiento en East Palestine que liberó gases cancerígenos al aire y a las aguas del río Ohio y de varios otros accidentes posteriores, se inició una investigación federal contra la empresa Norfolk Southern.

Investigadores federales iniciaron una investigación exhaustiva de una de las empresas ferroviarias más grandes de Estados Unidos, luego de un descarrilamiento en la frontera entre Ohio y Pensilvania el mes pasado y varios incidentes más que involucran a Norfolk Southern, incluida la muerte de un maquinista en uno de los últimos accidentes.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) anunció ayer martes que iniciará un análisis amplio de la cultura de seguridad de la compañía, la primera investigación de este tipo en la industria ferroviaria desde 2014. La Junta añadió que ha enviado equipos de investigadores para examinar cinco accidentes significativos que involucran a Norfolk Southern desde diciembre de 2021. La agencia también pidió a la compañía que tome acciones inmediatas para revisar y evaluar sus prácticas de seguridad.

Alan Shaw, director general de Norfolk Southern, prometió llevar a cabo una serie de reuniones de seguridad en toda la compañía este miércoles 8 de marzo, un día antes de que testifique ante el Congreso en una audiencia sobre el descarrilamiento ocurrido en la localidad de East Palestine, Ohio, que comenzó siendo ocultado por autoridades y medios pero terminó en un escándalo internacional, ya que la liberación masiva de sustancias cancerígenas al entorno, producto de la combustión del material que transportaba el tren en una cantidad todavía indefinida, preocupa gravemente a la comunidad de la ciudad y a las aledañas.

Dentro de la industria ferroviaria, Norfolk Southern goza desde hace años de una sólida reputación en el sector por su seguridad, de acuerdo con Christopher Barkan, director del Centro de Ingeniería y Transporte Ferroviario de la Universidad de Illinois. Sin embargo, en EE.UU. los descarrilamientos de trenes son en extremo regulares en todo el territorio y, aunque la mayoría de ellos no provoca más que algunas pérdidas materiales, lo cierto es que el sistema de vías férreas se encuentra muy deteriorado y las responsabilidades al respecto van de un lado al otro del arco político. Demócratas acusan a Republicanos por la falta de inversión y viceversa.

En el incidente más reciente el martes, un tren y un camión de carga chocaron en una siderúrgica en Cleveland, lo que provocó la muerte del maquinista, que estaba de pie afuera de un vagón, indicaron las autoridades. La compañía dijo que la causa de ese accidente aún se desconoce.

COMPARTIR NOTA