26 de mayo de 2024

Logo
Logo

Irán: otro condenado a muerte por apoyar las protestas de mujeres

Una persona sostiene un cartel con una imagen de la iraní Mahsa Amini durante una protesta contra su muerte, en Berlín, Alemania, el 28 de septiembre de 2022. (Foto AP/Markus Schreiber, archivo)
Una persona sostiene un cartel con una imagen de la iraní Mahsa Amini durante una protesta contra su muerte, en Berlín, Alemania, el 28 de septiembre de 2022. (Foto AP/Markus Schreiber, archivo)

Un hombre será ejecutado por las autoridades iraníes acusado de “corrupción en la tierra” por publicar en redes sociales contenido en favor de las protestas por la muerte de Mahsa Amini y enseñar a fabricar elementos disuasivos para usar contra la policía.

Un tribunal revolucionario iraní condenó a muerte a un hombre por publicar en redes sociales información acerca de la fabricación de armas caseras durante las protestas desatadas en 2022 por la muerte de Mahsa Amini, estando bajo custodia policial, detenida por llevar “mal puesto” el velo islámico.

Mahmoud Mehrabi fue condenado por “corrupción en la tierra” por la publicación de información para “la fabricación de armas caseras”, “incitación a la guerra y al asesinato e insultos a las cosas sagradas”, informó este martes la agencia Mizan, del Poder Judicial. El cargo de corrupción en la tierra engloba una serie de delitos contra la seguridad pública y la moral islámica.

Según Mizan, 52 personas presentaron cargos contra Mehrabi por la “publicación de mentiras” en las redes sociales. El medio de Poder Judicial iraní aseguró que dos abogados del condenado estuvieron presentes durante el juicio. El abogado del condenado Babak Farsani afirmó en X que apelará la sentencia ante el Tribunal Supremo.

Hace dos semanas otro tribunal condenó a muerte al rapero Tomaj Salehi por sedición, propaganda contra el sistema e incitación a los disturbios durante las protestas desatadas por la muerte de Amini. Salehi fue arrestado a finales de octubre del 2022 y acusado de “corrupción en la tierra” por apoyar las protestas.

Hace algunas semanas se confirmó la condena y el hombre, junto a 5 hombres más, se encuentra a la espera de su ejecución. Organismos de derechos humanos reclaman intervención de la ONU en dichas condenas, aunque al momento no ha habido más que repudios escritos u orales mientras que el régimen ha ejecutado a decenas de personas por las protestas, algunas de ellas colgadas en público y en grúas.

La muerte de Amini desató fuertes protestas en las que los manifestantes pidieron el fin de la República Islámica durante meses y fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad. Unas 500 personas murieron, al menos 22.000 personas fueron detenidas y decenas manifestantes fueron ejecutados, algunos de ellos en público.

Muchas mujeres dejaron de usar el velo tras las protestas como gesto de desobediencia civil y ahora las autoridades han sacado de nuevo a las calles a la llamada Policía de la Moral para imponer el uso de la prenda islámica, llevándose detenidas a las mujeres que no cumplan con la ley.

COMPARTIR NOTA