26 de mayo de 2024

Logo
Logo

Israel presenta más evidencia sobre la UNRWA y sus vínculos con Hamás

Un edificio de la UNRWA parcialmente destruido luego de que las FDI hallaran un túnel de Hamás y depósitos con armas.
Un edificio de la UNRWA parcialmente destruido luego de que las FDI hallaran un túnel de Hamás y depósitos con armas.

Delegados de la ONU en la región comienzan, a su vez, a confirmar las denuncias de violencia sexual contra mujeres y niñas israelíes durante la masacre del 7 de octubre.

Israel intensificó sus críticas contra la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, la UNRWA, y aseveró que hay evidencia irrefutable de que 450 de sus empleados eran miembros de Hamás y participaron directamente de la masacre contra los civiles israelíes.

Los principales donantes internacionales han retenido cientos de millones de dólares la UNRWA desde que Israel acusó a 12 de sus empleados de participar en los ataques de Hamás, en los que murieron unas 1.200 personas y cerca de 250 fueron llevadas como cautivos a Gaza, además de las probadas violaciones y mutilaciones contra niñas y mujeres.

La enviada de la ONU centrada en la violencia sexual en los conflictos, Pramila Patten, declaró el lunes que había “indicios razonables” para creer que Hamás cometió violaciones, “torturas sexualizadas” y otros tratos crueles e inhumanos contra mujeres durante el ataque.

La UNRWA, que emplea a unas 13.000 personas en Gaza, es la principal entidad que recibe la ayuda de países y agencias supranacionales destinados, en teoría, a asistir a la población palestina. Sin embargo, la misma se hallaba, antes del comienzo de la guerra, dividida entre la extrema pobreza y el lujo de algunas regiones de Gaza, donde se concentraba el ingreso de dinero del exterior.

Antes de la guerra, se podía buscar en cualquier sitio de hotelería dónde hospedarse de lujo en la Franja de Gaza, donde la población se dividía entre la extrema pobreza y la ostentación.
Antes de la guerra, se podía buscar en cualquier sitio de hotelería dónde hospedarse de lujo en la Franja de Gaza, donde la población se dividía entre la extrema pobreza y la ostentación.

El contralmirante Daniel Hagari, portavoz militar de Israel, es el encargado de comunicar los avances en las investigaciones que llevan adelante las unidades especiales de las FDI en Gaza: “Más de 450 empleados del UNRWA son operativos militares de grupos terroristas en Gaza”, aseveró. “Esto no es una mera coincidencia. Es sistemático. No se puede alegar ‘no lo sabíamos’”.

“UNRWA anima a cualquier entidad que tenga alguna información sobre las graves acusaciones contra el personal de UNRWA a compartirla con la investigación en curso de la ONU”, dijo una empleada de la ONU en respuesta a las acusaciones públicas de Israel.

Hagari también hizo pública una grabación de una llamada de un docente de la UNRWA en la que describía su papel en el ataque del 7 de octubre.

“Tenemos mujeres cautivas. Yo capturé a una”, se oye decir a la voz masculina en árabe. En una segunda llamada se oye a un miliciano del grupo Yihad Islámica que también era profesor del UNRWA, decir: “Estoy dentro con los judíos”.

En tanto, Benny Gantz, uno de los principales miembros del gabinete de guerra de Israel, se reunió con funcionarios estadounidenses en Washington, mientras se entablaban conversaciones en Egipto para negociar un alto el fuego en Gaza antes de que comience el Ramadán la próxima semana, para el que varios líderes islamistas llamaron a “atormentar judíos” en todo el mundo.

COMPARTIR NOTA