22 de abril de 2024

Logo
Logo

Israel responde a ataques de Hezbolá en Líbano y se teme escalada regional

Un soldado israelí con un parche en la espalda de su chaleco que muestra al líder libanés de Hezbolá, Hassan Nasrallah, como objetivo, delante de un obús de artillería autopropulsado en la Alta Galilea, en el norte de Israel, mientras una unidad de artillería bombardea el sur de Líbano el 4 de enero de 2024.
Un soldado israelí con un parche en la espalda de su chaleco que muestra al líder libanés de Hezbolá, Hassan Nasrallah, como objetivo, delante de un obús de artillería autopropulsado en la Alta Galilea, en el norte de Israel, mientras una unidad de artillería bombardea el sur de Líbano el 4 de enero de 2024.

El brazo libanés de Irán intensificó, en las últimas semanas, los lanzamientos de cohetes hacia el norte de Israel, a lo que las FDI respondieron con aviones de combate y ataques de precisión a depósitos de armas y escondites de terroristas.

Israel atacó esta madrugada objetivos de Hezbolá en el valle de la Beaa, en el norte de Líbano, por segunda vez desde que se iniciaron las hostilidades en la frontera entre ambos países en octubre, a lo que el grupo chiíta respondió con el lanzamiento de un centenar de cohetes, uno de sus mayores ataques desde entonces.

Como respuesta, este martes el grupo terrorista lanzó dos tandas de cohetes hacia Israel, una de unos 70 cohetes y otra de unos 30, que dispararon las alarmas antiaéreas en varias comunidades del norte del país, sin que de momento se hayan reportado heridos o grandes daños, confirmó el portavoz castrense israelí.

Hezbolá confirmó también, en un comunicado, que lanzó “más de un centenar de cohetes katiusha” contra posiciones militares israelíes, “en respuesta a los ataques de Israel contra nuestro pueblo y nuestras ciudades”. El grupo proiraní se atribuyó también la autoría de ocho ataques contra objetivos militares israelíes, entre ellos una operación con cuatro drones que cargaron de forma simultánea contra un cuartel de la defensa aérea israelí en los Altos del Golán.

Hezbolá, el brazo armado de Irán en Líbano, es el grupo terrorista más financiado y equipado de la región, cuenta con una preparación militar mucho más profesional que la de Hamás, grupo al que Israel está desmantelando en Gaza, y parece estar comenzando un desgaste progresivo en la frontera norte del país, de cara a una posterior guerra en bloque.

No sería la primera vez que Israel se enfrenta a varios ejércitos en simultáneo. La Guerra de los 6 días, que tuvo lugar en 1967, fue de una coalición árabe formada por la República Árabe Unida —denominación oficial de Egipto por entonces—, Siria, Jordania e Irak contra Israel, en la que el país hebreo logró vencer y hacerse de parte de los territorios que hoy ataca Hezbolá.

Y luego de esta guerra, se sucedieron varias otras de distinta intensidad y duración, de las que Israel logró sobreponerse y convertirse en una potencia en Medio Oriente a pesar de estar rodeado de 22 países árabes profundamente empobrecidos y no contar con apoyo regional.

COMPARTIR NOTA