18 de abril de 2024

Logo
Logo

Kim Jong un afirma que Corea del Sur es su “principal enemigo”

El líder norcoreano, Kim Jong un, inspecciona un misil en una imagen de archivo.
El líder norcoreano, Kim Jong un, inspecciona un misil en una imagen de archivo.

El líder norcoreano calificó a su vecino como como “principal enemigo” y “Estado más hostil” durante una visita a fábricas armamentísticas.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, volvió esta semana a visitar las fábricas de lanzaderas móviles de misiles balísticos de corto alcance (SRBM) y calificó a Corea del Sur como “principal enemigo” y “Estado más hostil”, según informó la agencia oficial KCNA.

Estas visitas suponen el segundo reporte de este tipo por parte de medios del régimen en la última semana, ya que el pasado 5 de enero se contó que Kim estuvo una planta en Pyongsong (a las afueras de Pyongyang) de lanzaderas para misiles intercontinentales, y vienen a subrayar el mismo mensaje endurecido que el líder ha estado lanzando desde final de 2023.

También arengó a los trabajadores, a los que dijo que ha llegado el momento “de definir a la República de Corea (nombre oficial del Sur), que durante casi 80 años ha venido persiguiendo la peor de las confrontaciones con el fin de derrumbar nuestro poder y régimen, como Estado más hostil hacia la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del Norte)”.

“La cuadrilla de la República de Corea son nuestro principal enemigo”, añadió Kim, que dijo que su país no debería comenzar un conflicto unilateralmente, pero que al mismo tiempo “no existe intención de evitar una guerra”.

Por otra parte, el líder opositor surcoreano Lee Jae-myung, apuñalado en el cuello por un hombre que se hizo pasar por un seguidor, reclamó “terminar con las políticas beligerantes” en Corea del Sur al recibir el alta hospitalaria este miércoles. El hombre que lo acuchilló declaró que quería evitar que fuera presidente.

“Realmente espero que este incidente, que nos pescó a todos por sorpresa, sirva para poner fin a la política de odio y confrontación y restaurar una política decente en la que nos respetemos los unos a otros y podamos coexistir”, dijo Lee, micrófono en mano y luciendo un vendaje en la parte izquierda del cuello, en el exterior del Hospital de la Universidad Nacional de Seúl, donde ha estado recuperándose durante ocho días. Allí fue enviado tras una atención inicial en un hospital de Busán para una cirugía que duró casi dos horas.

COMPARTIR NOTA