20 de abril de 2024

Logo
Logo

Países comienzan a retirar su ayuda militar y apoyo diplomático a Ucrania

Primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico.
Primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico.

El flamante primer ministro de Eslovaquia anunció que su país dejará de suministrar armas y que sólo continuará con el apoyo a civiles, pero disminuyendo presupuestos. Polonia recrudeció sanciones a las exportaciones ucranianas y EE.UU. se debate internamente en la continuidad del financiamiento.

El nuevo primer ministro eslovaco Robert Fico anunció este jueves que su Gobierno dejará de suministrar ayuda militar a Ucrania y se limitará a un apoyo “humanitario y civil”.

“Entendemos la ayuda a Ucrania únicamente como una ayuda humanitaria y civil, no suministraremos más armas a Ucrania”, dijo Fico, recientemente nombrado primer ministro de Eslovaquia, ante los diputados de su país, confirmando así la política que planteó durante la campaña electoral y que lo llevó al triunfo en las urnas.

“La guerra en Ucrania no es la nuestra, no tenemos nada que ver”, agregó en declaraciones recogidas por varias agencias de noticias. Su partido, el Smer-SD, fue la formación más votada en las elecciones y formó una coalición gubernamental con una agrupación prorrusa de extrema derecha. Según Fico, “el cese inmediato de las operaciones militares es la mejor solución para Ucrania”.

Eslovaquia, miembro de la Unión Europea (UE) y la OTAN, ha sido uno de los países europeos que más ayuda ha suministrado a Ucrania en proporción a su PIB. El primer ministro eslovaco anunció este jueves, además, que no apoyará nuevas sanciones contra Rusia hasta que su gobierno no haya “analizado su impacto sobre Eslovaquia”.

Fico, que asumió funciones hace un día, asiste este jueves al Consejo Europeo decidido a votar contra el nuevo paquete de sanciones a Rusia si antes no obtiene un dictamen sobre cómo afectará a su país. “Si las sanciones nos van a causar daño a nosotros, no veo el sentido de apoyarlas”, dijo a los miembros del comité parlamentario de Asuntos Europeos antes de partir a Bruselas.

Esto se suma a las crecientes tensiones de las últimas semanas del país gobernado por Volodimir Zelenski con Polonia, cuyo primer ministro ordenó una serie de sanciones a las importaciones provenientes de dicho país, a lo que Ucrania respondió con duros reclamos que sólo resultaron en más sanciones por parte del gobierno polaco. También cambió al embajador que tenía en Kiev, el cual había sido más cercano al gobierno de Zelenski.

Por otra parte, dentro del gobierno de Joe Biden la discusión sobre el apoyo financiero a Ucrania es cada vez más tensa y la presión, tanto política como social, está en un punto clave de cara a las próximas elecciones legislativas. Y aunque el propio Biden afirma que EE.UU. tiene capacidad para apoyar militarmente a Ucrania y a Israel, que recientemente ha declarado la guerra a Hamas en la Franja de Gaza, son cada vez más los analistas que afirman que esto es imposible debido al fuerte déficit de las arcas del Estado norteamericano.

COMPARTIR NOTA