24 de abril de 2024

Logo
Logo

Reunión de emergencia en Pakistán por ataques iraníes en su territorio

La frontera entre Pakistán e Irán siempre ha sido motivo de conflictos, aunque ahora la situación ha cambiado por los ataques directos que ha perpetrado el régimen de los Ayatolas contra el territorio de mayoría sunita.
La frontera entre Pakistán e Irán siempre ha sido motivo de conflictos, aunque ahora la situación ha cambiado por los ataques directos que ha perpetrado el régimen de los Ayatolas contra el territorio de mayoría sunita.

Luego de una semana de alta tensión en la frontera que separa los dos países, el gobierno paquistaní convocó para este viernes una reunión de alto rango, a fin de evaluar los próximos pasos en respuesta a los ataques de su vecino Irán. Ambos países tienen armas nucleares.

Los principales líderes civiles y militares de Pakistán celebrarán una reunión de emergencia este viernes para revisar la tensa situación de seguridad en medio del enfrentamiento del país con el vecino Irán.

Islamabad, la capital de Pakistán, dijo ayer, jueves, que había lanzado ataques aéreos contra insurgentes en Irán, dos días después de que Teherán atacara “objetivos terroristas” dentro del país, dejando como saldo varios civiles muertos, incluidos 3 niños.

El primer ministro interino de Pakistán, Anwaar-ul-Haq Kakar, presidirá la reunión del Comité de Seguridad Nacional, comunicó este viernes su despacho. En la reunión participarán el poderoso jefe del ejército del país y los jefes de los servicios de Inteligencia.

Los ataques aéreos de represalia a través de la porosa frontera entre los dos países vecinos han avivado las tensiones entre Pakistán, de mayoría sunita y poseedor de armas nucleares, e Irán, dominado por chiítas, y han alimentado temores de una mayor inestabilidad en la región.

Irán es el principal financista de grupos terroristas en Medio Oriente, incluidos Hamás en Gaza, Hezbolá en el Líbano y los hutíes en Yemen. Hamás y Hezbolá figuran en la lista de agrupaciones terroristas de Alemania, Estados Unidos e Israel. El jueves, Washington también añadió a los hutíes a su lista.

Este no es el único ataque transfronterizo que Irán ha lanzado en los últimos días. El martes 16 de enero, Irán atacó objetivos en Siria e Irak. Varios misiles iraníes golpearon Erbil, la capital de la región autónoma kurda en el norte de Irak.

La agencia estatal de noticias iraní Irna declaró que la unidad paramilitar había atacado una “sede de espionaje” del servicio de inteligencia exterior israelí Mossad, así como una “reunión de grupos terroristas antiiraníes” en Erbil. Según informes iraquíes, al menos cuatro civiles murieron y seis personas resultaron heridas en el ataque, y no hay evidencia de grupos israelíes en la zona.

En Siria, según su propia versión, los Guardianes de la Revolución buscaron principalmente a miembros del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en los territorios ocupados de Siria y lo habrían destruido disparando misiles, aunque grupos armados de la región afirman que están luchando en contra del régimen de los Ayatolas, que han destruido a Siria, a Líbano y a Yemen, convirtiéndolos en sus proxys para destruir a Israel.

A propósito de Hezbolá, las FDI publicaron en sus redes varios videos donde explican de qué se trata la agrupación, cuál es su alcance real y cuáles son sus objetivos.

En cuanto a la Argentina, ayer jueves 18 de enero se cumplieron 9 años del asesinato del fiscal Alberto Nisman, que investigaba el acuerdo con Irán del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y había retomado la información recopilada por la DAIA y los familiares de las víctimas de los atentados a la AMIA y a la Embajada de Israel que señalan a Hezbolá como ejecutor de los mismos, con el financiamiento de Irán.

COMPARTIR NOTA