17 de abril de 2024

Logo
Logo

Tensión en escuelas de Francia por la prohibición de la abaya, el vestido islámico

La abaya es una prenda larga que utilizan las mujeres musulmanas para cubrir su cuerpo. Desde el lunes están prohibidas en las escuelas de Francia.
La abaya es una prenda larga que utilizan las mujeres musulmanas para cubrir su cuerpo. Desde el lunes están prohibidas en las escuelas de Francia.

Según los sindicatos docentes, la nueva disposición tiene como fin ocultar el deterioro del sistema educativo y la precarización laboral. La abaya es una prenda larga que usan las mujeres musulmanas para vestirse.

La prohibición de la abaya en las escuelas se ha convertido en un tema que ha distraído otras cuestiones del sistema educativo francés, como la escasez de docentes y las aulas superpobladas. El Gobierno prohibió la abaya, una túnica holgada y larga que usan algunos estudiantes musulmanes, a partir del lunes, cuando comenzó el año escolar.

De los 12 millones de estudiantes en todo el país, 298 llegaron a la escuela usando una abaya a pesar de la prohibición, y 67 de ellos se negaron a quitársela, dijo el ministro de Educación, Gabriel Attal. La prohibición de la abaya no es un debate nuevo en Francia, pero ha dominado la agenda informativa francesa desde hace un tiempo y tiende a ocultar los problemas reales del sistema educativo, según los sindicatos de docentes.

La secretaria general del sindicato Snes-FSU, Sophie Venetitay, dijo a la emisora France Inter que el debate sobre la abaya enmascara la falta de profesores y las clases superpobladas. El presidente Emmanuel Macron y el ministro han prometido, sin embargo, que cada clase tendrá un profesor.

El personal de las escuelas más problemáticas en esas condiciones se declarará en huelga en los próximos días para protestar por la falta de recursos. Los sindicatos de docentes también exigen mejores salarios. Según un informe publicado en 2022, el salario medio de un profesor de francés con 15 años de experiencia recibe un 19% menos que el salario medio de la OCDE.

El mismo día del comienzo de la prohibición, el director de una ecuela de la ciudad de Lyon, Francia, no permitió que una estudiante ingresara a clases por llevar un kimono, una prenda tradicional japonesa. Más tarde, admitió que la joven no llevaba una abaya, una prenda de ropa holgada y larga utilizada por musulmanas, pero afirmó que su prenda superior era “un abrigo largo” de “carácter religioso”.

La estudiante declaró a medios una vez conocida la noticia que el profesor la humilló delante de toda la clase y luego la llevaron a la sala del director para exigirle que se quitase la prenda, bajo amenaza de no permitirle más el ingreso a la institución. La familia de la joven, de 15 años, presentó una demanda contra la misma alegando discriminación por motivos religiosos.

COMPARTIR NOTA