26 de mayo de 2024

Logo
Logo

Viernes negro para Europa: las principales bolsas sufren caídas y tambalean las finanzas

Deutsche Bank
Deutsche Bank

Los bancos europeos están en caída hace semanas, sobre todo el de Alemania, que tiene la economía que más está padeciendo los efectos del alejamiento de Rusia y la dependencia estadounidense.

Las bolsas europeas han registrado fuertes pérdidas el viernes, ante un repunte de los temores sobre la salud financiera de la banca europea, cuyas acciones sufren fuertes caídas, acentuadas en las últimas semanas por efecto dominó de la crisis estadounidense.

Los mercados globales fueron golpeados con fuerza a principios de mes por la quiebra de tres entidades financieras regionales en Estados Unidos, entre ellas el Silicon Valley Bank. La ola de pérdidas bursátiles obligó a que las autoridades suizas fraguaran una compra de Credit Suisse por su rival UBS para tranquilizar a los inversores tras una semana de turbulencias.

Pero este viernes los mercados europeos abrieron con pérdidas y acentuaron la tendencia durante la operativa. La bolsa de París perdía 2,15 por ciento, Londres 1,87 por ciento, Fráncfort 2,15 por ciento, Milán 2,46 por ciento antes de mediodía. El sector bancario del índice ampliado Stoxx Europe 600 caía por su parte un 4,7 por ciento, tras un fuerte aumento del costo de los seguros contra el riesgo de default (CDS) de varios bancos europeos.

La acción del principal banco alemán, Deutsche Bank, se hundía más 12,43 por ciento, y su rival Commerzbank registraba pérdidas del 8,99 por ciento. En el caso del Deutsche Bank, el seguro que cubre su deuda indica una probabilidad de default de 27,4 por ciento, en los próximos cinco años. Para Commerzbank, ésta es del 19,3 por ciento, según Bloomberg.

En París, la acción del banco Société Générale bajaba 7,46 por ciento y los títulos de BNP Paribas cedían 6,40 por ciento. En Londres, Barclays perdía 5,94 por ciento y HSBC 4,01 por ciento. Así, la banca alemana es la que más pérdidas está sufriendo, a la vez que la economía del país se desmorona por causa del exponencial aumento de los costos de la energía, derivado de las sanciones a Rusia, la destrucción de los Nordstream 1 y 2 y la compra de gas y petróleo a EE.UU., que los vende casi 10 veces más caro.

El cuantioso envío de armas a Ucrania también ha expuesto al país a un deterioro profundo, no sólo por los crecientes reclamos sociales para dejar de financiar la guerra, sino también por las relaciones internacionales en las que Alemania enfrenta enormes contradicciones mientras acata las directivas estadounidenses. Ejemplo de ello fue el pedido de tanques Leopard 2 a Suiza, luego de que las FF.AA. alemanas se quedaran sin tanques debido a que enviaron todos los Leopard operativos a Ucrania.

El precio del barril de petróleo Brent también cae por efecto de la crisis de los mercados y los anuncios del gobierno estadounidense acerca de las pérdidas que sufre el sector.

COMPARTIR NOTA