18 de abril de 2024

Logo
Logo

Wikileaks: en febrero se revisará la apelación “final” de Julian Assange

Defensores de Julian Assange y simpatizantes de su historia afirman que es su última oportunidad de evitar la extradición a EE.UU.
Defensores de Julian Assange y simpatizantes de su historia afirman que es su última oportunidad de evitar la extradición a EE.UU.

Según los defensores del encargado de difundir más de 700.000 documentos confidenciales sobre las actividades militares y diplomáticas de EE.UU., sería la última oportunidad para el australiano de evitar la extradición a dicho país.

El Tribunal Superior de Justicia de Londres examinará en febrero un nuevo recurso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, contra su extradición a Estados Unidos, donde es procesado por filtración masiva de documentos confidenciales, anunciaron este martes sus defensores.

La audiencia, prevista para los días 20 y 21 de febrero, “podría ser la última oportunidad de Julian Assange para evitar su extradición a Estados Unidos”, escribió el grupo de apoyo ‘Free Assange’ en un comunicado.

Dos magistrados revisarán la decisión del Tribunal Superior, adoptada por un juez único el pasado 6 de junio, de negar a Julian Assange el permiso para apelar, añadieron sus partidarios. Después de la audiencia de febrero, Julian Assange tendrá “otras oportunidades de defender su caso” ante los tribunales británicos, “o habrá agotado todos los recursos sin posibilidad de recurso adicional en el Reino Unido y, por tanto, entrará en el proceso de extradición”.

Pese a todo, un último recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) “sigue siendo posible”, señalaron sus seguidores. El ciudadano australiano de 52 años está siendo procesado en Estados Unidos por haber publicado desde 2010 más de 700.000 documentos confidenciales sobre las actividades militares y diplomáticas del país norteamericano, en particular en Irak y Afganistán. Debido a ello, Assange corre el riesgo de ser condenado a 175 años de prisión, acusado de espionaje.

Assange fue detenido por la policía británica en 2019, tras siete años confinado en la embajada de Ecuador en Londres, donde se había refugiado para evitar ser extraditado a Suecia, acusado de agresión sexual. El detenido lleva cuatro años en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, al este de Londres. La campaña ‘Free Assange’ lo presenta como un mártir de la libertad de prensa. Hace 11 años que se encuentra recluido en total.

COMPARTIR NOTA