29 de mayo de 2024

Logo
Logo

En el acto K por los 20 años de kirchnerismo, Cristina no bendecirá a ningún candidato

La vicepresidenta de la Nación será la única oradora del acto. Si bien se esperan definiciones de cara al proceso electoral, donde el oficialismo aún no definió si elegirá las candidaturas por consenso o en internas en las PASO de agosto, habrá que seguir aguardando novedades.

A las cuatro de la tarde, sobre un escenario techado ubicado de espaldas a la Casa Rosada y mirando hacia el histórico Cabildo, Cristina Kirchner evocará este 25 mayo el 20 aniversario de la asunción presidencial de Néstor Kirchner. Pese al pronóstico de lluvia, se espera que una multitud marche a la Plaza de Mayo: más allá de la cita recordatoria, la gran mayoría espera que la vicepresidenta vuelque definiciones electorales y marque el camino al oficialismo de cara a las presidenciales de octubre.

“No esperen que señale a nadie”. La idea de que Cristina Kirchner no ungirá a ningún candidato en el acto de este jueves en la Plaza de Mayo se instaló como un mantra en el kirchnerismo.

Electoralmente, los tiempos urgen. En un mes, el 24 de junio, deben inscribirse los candidatos que disputarán las PASO. A esta altura del mes, hace cuatro años, Cristina Kirchner ya había anunciado que ella completaría la fórmula presidencial del Frente de Todos encabezada por Alberto Fernández. Ahora, en cambio, reina la atomización dentro del oficialismo: la vicepresidenta y el presidente, distanciados en lo político y en lo personal, definieron que no serán candidatos, mientras que ya se postularon Daniel Scioli, Agustín Rossi y Juan Grabois; Wado de Pedro viene amagando, y ayer el ministro nacional Diego Giuliano dijo que el 10 de junio el Frente Renovador definirá si Sergio Massa competirá en una interna, pese a que el ministro de Economía prefiere que el candidato oficialista surja del consenso.

Cristina Kirchner será la única oradora. “Imitemos el ejemplo”, fue la consigna usada por la vicepresidenta, que acompañó con el rostro de Néstor Kirchner para convocar.

La decisión de encabezar el acto se tomó la semana pasada, después de que la vicepresidenta ratificara en una carta pública su decisión de no ser candidata por los condicionamientos que le impone la condena (aun no firme) por el juicio de Vialidad. Hasta entonces, el plan de la Mesa de Ensenada (uno de los grupos kirchneristas) consistía en un acto en la 9 de Julio, con la expectativa de que Cristina anunciara su tercera candidatura presidencial.

En el entorno vicepresidencial entienden que los manifestantes insistirán con el clamoroso grito “Cristina, presidenta”. “¿Qué voy a responder? Vayan a la Plaza a escuchar”, respondió la semana pasada en una entrevista a C5n.

La organización del acto recayó en el Instituto Patria. Trascendió que se enviaron 300 invitaciones especiales a gobernadores, legisladores, intendentes, referentes de organizaciones políticas y sociales y dirigentes de organismos de derechos humanos.

Alberto Fernández no fue invitado. “Es un error, no ayuda”, opinó Fernando “Chino” Navarro, funcionario alineado con la Casa Rosada. El viernes pasado el Presidente llamó a movilizarse a la Plaza. “Convoco a todas y todos a homenajearlo en Plaza de Mayo y escuchar a su compañera de vida Cristina Kirchner. Néstor nos une”, escribió en su cuenta de Twitter. El presidente, se informó, concurrirá por la mañana al Tedeum en la Catedral Metropolitana, ubicada frente a la Plaza de Mayo.

Preparativos del escenario en la Plaza de Mayo para el acto del 25 de mayo. Foto: Federico López Claro
Preparativos del escenario en la Plaza de Mayo para el acto del 25 de mayo. Foto: Federico López Claro

El escenario techado se eleva cerca de 3 metros del suelo y tiene un frente de más de 15 metros de largo. Habrá dos pantallas gigantes a cada uno de los lados. También habrá pantallas sobre las diagonales Norte y Sur y en la Avenida de Mayo, por donde se espera que arribe la columna de La Cámpora junto a los intendentes peronistas del conurbano bonaerense.

Las presencias de los gobernadores no estaba garantizada: la mayoría tiene en sus provincias los actos oficiales por la fecha patria de 1810.

Máximo Kirchner, como titular del PJ bonaerense y referente de La Cámpora, comprometió la presencia en la plaza del Frente Renovador.

También se movilizará el Movimiento Evita, sector cercano al presidente Fernández. “Calculo que mañana movilizaremos más de 50 mil desde nuestro movimiento. Cristina es la que tiene el espacio más importante acá y tiene que tomar las decisiones más importantes”, dijo Emilio Pérsico, referente del Evita.

Fuera del armado del Instituto Patria, también prometieron su asistencia el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, los ministros Taiana, Aníbal Fernández y Filmus, entre otros.

“La plaza es nuestro lugar natural. Este jueves vamos a escuchar a Cristina y a recordar a Néstor que marcó décadas y fue uno de los dirigentes más importantes del peronismo. Arranca la campaña”, avisó el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

La CGT no participará. “No se sabía si la CGT estaba con Macri o con el peronismo”, dijo Cristina Kirchner la semana pasada, frase que cayó mal en la conducción cegetista, sobre todo, en dos de los tres secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña. El tercer triunviro, Pablo Moyano, podría acercarse a la Plaza, dijeron desde la organización del acto.

La presencia sindical estará garantizada por las columnas de gremios importantes de la CGT como UOM, SMATA, y bancarios. “Será un acto histórico. Habrá una multitud que seguramente todavía tiene esperanza en que Cristina encauce esta historia”, dijo Hugo Yasky, titular de la CTA, y dirigente que aún mantiene la expectativa de que la vicepresidenta vuelva sobre su decisión de no ser candidata.

El clamor por la candidatura de Cristina Kirchner (“una letanía”, lo definió la vicepresidenta) estará presente en la Plaza de Mayo. Ayer se sumó una noticia inesperada en el plano judicial: El fiscal federal Guillermo Marijuan pidió el sobreseimiento de Cristina Kirchner en la causa conocida como “la ruta del dinero K”, en la que se investiga si tuvo vinculación con las maniobras de lavado de dinero por las que fue condenado el empresario Lázaro.

Seguí leyendo

COMPARTIR NOTA