14 de junio de 2024

Logo
Logo

Espionaje ilegal: Tailhade reconoció vínculo con uno de los detenidos y Milei pidió ser querellante

Comisión de Juicio Político a la corte Suprema en la cámara de Diputados
Rodolfo Tailhade
Foto Federico Lopez Claro
Comisión de Juicio Político a la corte Suprema en la cámara de Diputados Rodolfo Tailhade Foto Federico Lopez Claro

El diputado kirchnerista aclaró que recibió algunos mensajes del expolicía Ariel Zanchetta pero que nunca les dio entidad.

El diputado nacional del kirchnerismo Rodolfo Tailhade rompió el silencio el miércoles ante el escándalo que generaron las novedades en la causa por presunto espionaje ilegal, reconoció contactos con uno de los detenidos pero negó las acusaciones en su contra. En simultáneo, el candidato a presidente por La Libertad Avanza, Javier Milei, pidió ser querellante.

Tailhade precisó que se comunicó “en tres oportunidades” con el ex policía Ariel Zanchetta, detenido en el marco de la megacausa radicada en el juzgado del juez Marcelo Martínez de Giorgi y cuya investigación lleva adelante el fiscal Gerardo Pollicita.

“Zanchetta me envió tres mensajes. En el primero me dice: ‘Te envío una lista de causas de (la ex diputada Elisa) Carrió; un archivo que lo tengo guardado y que nunca abrí porque no me interesaba el tema. Además, sin perjuicio de eso son causas públicas. Luego dice que tiene información sobre (el senador) Luis Juez y le paso mi correo, pero nunca me envió nada. Por último, me pasó algo sobre la causa de Lago Escondido. Me pasa una información que había salido en los diarios ese día con lo cual no era nada confidencial. En eso consistió mi relación con Zanchetta”, aseguró Tailhade en declaraciones a Radio Con Vos.

En el oficialismo respaldaron al diputado kirchnerista que, según Pollicita, mantuvo vínculos con el espía detenido. “Se ha montado una especie de cacería sobre Tailhade. Quiero ratificar lo que piensa nuestro bloque sobre él: no solamente es un excelente diputado, sino que es una persona honesta en su vida cotidiana y honorable en su vida política”, expresó Gerardo Martínez, el jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja.

Tailhade, que integra la Comisión de Juicio Político de la Cámara baja que lleva a cabo el proceso de remoción contra los cuatro integrantes de la Corte Suprema, denunció que se trata de “una gran operación” que tiene como objetivo “desacreditar” ese proceso contra el máximo tribunal.

Incluso señaló que él figura entre los espiados por Zanchetta, por lo que decidió presentarse como querellante.

Por su parte, Milei también le entregó al juez Martínez De Giorgi un escrito, a través de su abogado Francisco Oneto, para ser querellante en la causa. “Vengo a promover criminal querella contra Zanchetta y quienes sean sus cómplices, encubridores o instigadores”, planteó en el texto, según informó la agencia estatal Télam.

Milei aludió a publicaciones periodísticas que lo incluyeron entre las supuestas víctimas de las maniobras de espionaje ilegal por parte de Zanchetta. En esa lista también figurarían los jueces de la Corte, otros funcionarios judiciales y personalidades de la actividad política, gremial, deportiva y empresarial, entre las que se estarían Sergio Massa, Alberto Fernández y Patricia Bullrich, entre otros.

También el dirigente social del Frente Patria Grande Juan Grabois se presentó como querellante. “Teniendo en cuenta que, por ciertos medios de comunicación que tienen acceso a expedientes judiciales reservados a través de operadores que utilizan mecanismos tan ilegales como los espías estos (que aparecen siempre un par de semanas antes de las elecciones a embarrar la cancha) me entero que soy víctima -nuevamente- de espionaje ilegal”, señaló Grabois en un mensaje publicado en sus redes sociales.

El lunes, el fiscal Gerardo Pollicita pidió nuevas acciones en la megacausa porque, argumentó, identificó vínculos entre Zanchetta con Tailhade, que además se desempeñó como directivo de la Agencia Federal de Inteligencia, y “Conu” Rodríguez, también conocido por su militancia en La Cámpora.

Pollicita llegó a esa conclusión tras analizar la información de dispositivos electrónicos secuestrados al sargento retirado de la Policía Federal Ariel Zanchetta. Y pidió, además de una serie de allanamientos, que Zanchetta se presente a ampliar su declaración indagatoria y que se cite ahora a Tailhade y a “Conu” Rodríguez.

COMPARTIR NOTA