23 de abril de 2024

Logo
Logo

La campaña de Massa busca minimizar los daños del affaire Insaurralde

Sergio Massa en el debate. Clarín
Sergio Massa en el debate. Clarín

El intendente con licencia de Lomas de Zamora renunció hoy a la candidatura a concejal por el distrito. Ya había renunciado a la jefatura de Gabinete después de hacerse públicas las fotos en un yate en el Mediterráneo.

Horacio Aizpeolea

Corresponsalía Buenos Aires

Este lunes se aceleró el operativo para sacar toda la cartelería callejera que promovía la candidatura a concejal de Martín Insaurralde, el intendente con licencia de Lomas de Zamora, y jefe de gabinete del gobernador Axel Kicillof, fotografiado en un yate por el Mediterráneo en medio de la campaña electoral. Sergio Massa fue sorprendido por el affaire Insaurralde el día anterior al debate presidencial y aún es imposible medir el daño provocado por el inesperado fuego amigo. Desde el bunker de campaña de Unión por la Patria se extreman los esfuerzos por pasar cuánto antes el inoportuno escándalo político que explotó a solo tres semanas de la elección del 22 de octubre.

Insaurralde renunció el sábado a pedido del gobernador Kicillof, y este lunes se supo que también daba de baja su candidatura como primer concejal. Sergio Massa había anticipado el domingo a la noche, después del debate en Santiago del Estero, que esperaba además la renuncia de Insaurralde a la candidatura lomense. “Cometió un grave error, renunció a la Jefatura de Gabinete bonaerense y tiene que renunciar a la candidatura también en Lomas”, dijo Massa. En ese momento, trascendió, ya había hablado con el propio Insaurralde.

El candidato presidencial de Unión por la Patria volvió a hablar del tema esta tarde, al ser entrevistado en el canal C5N. “Era importante dar una respuesta a la sociedad”, dijo sobre el paso al costado de Insaurralde a la candidatura.

Massa, Wado de Pedro y otros colaboradores de la campaña, se enteraron del escándalo cuando viajaban en una combi a Santiago del Estero. Las redes sociales habían explotado con las fotos de Insaurralde junto a la mediática Sofía Clerici, en un yate, presumiblemente en Marbella, España.

El incidente Insaurralde irrumpió en escena dos días después de que se conociese el índice de pobreza (40,1), y en paralelo a otros dos episodios que lastiman al oficialismo: denuncias por contrataciones irregulares en el Banco Nación y la detención de Julio “Chocolate” Rigau, un puntero político del peronismo de La Plata que manejaba tarjetas de débito de asesores de la legislatura bonaerense. Estos tres episodios que podrían esconder maniobras de corrupción política no estaban contemplados en el diseño de la campaña electoral de Unión por la Patria.

“Frente a un error de esa magnitud lo mejor era darle una respuesta a la sociedad; no somos todo lo mismo, mientras tanto Pepín Rodríguez Simón sigue prófugo”, le dijo Massa al periodista Jorge Rial, buscando ampliar a otras fuerzas políticas los escándalos judiciales.

Massa también anunció que este martes el directorio del Banco Nación “va a separar” a la gerenta general de la entidad, María del Carmen Barros, para que se investiguen las contrataciones denunciadas en el programa televisivo PPT. Entre las contrataciones figuran Verónica Asad, una coach conocida como “Pitty, la numeróloga”, y el exmarido de Silvina Batakis, la presidenta del Banco Nación. En la entrevista no se trató el tema de “Chocolate” Rigau, el puntero que manejaba dinero de asesores legislativos, en un circuito de posible recaudación política ilegal.

La semana abrió con distintas presentaciones judiciales contra Insaurralde, la mayoría para que se lo investigue por “enriquecimiento ilícito”. La agencia Télam informó que “al menos seis denuncias quedaron radicadas en tres distritos distintos contra el exintendente de Lomas de Zamora”.

Una fue presentada por el diputado nacional de Juntos por el Cambio José Luis Espert, que acusó a Insaurralde también por “posible lavado de dinero”, “contrabando” y “evasión fiscal”.

“Nos encontramos ante un suntuoso gasto donde ni el funcionario público ni la dama que lo acompañó pueden justificar con sus ingresos declarados, con lo cual la sospecha de un enriquecimiento ilícito es grande o tal vez nos encontremos frente a un lavado de activos financieros o de mínima ante una evasión fiscal por parte de Sofía Clerici”, dijo Espert.

Otra denuncia involucra a la exesposa de Insaurralde, Jesica Cirio, y fue presentada por el abogado Santiago Dupuy De Lome.

La extitular de la Unidad de Información Financiera (UIF), María Eugenia Talerico, y el diputado nacional Ricardo López Murphy, presentaron otra denuncia penal por “enriquecimiento ilícito de funcionarios y empleados” y “delitos contra el orden económico y financiero” y pidieron que se investiguen los movimientos financieros del ahora exjefe de Gabinete bonaerense y de su círculo íntimo. El escrito hace referencia a versiones periodísticas que aludieron a un presunto millonario divorcio de Insaurralde con Cirio. “Han trascendido en estos últimos días gastos de Insaurralde totalmente incompatibles con los ingresos de alguien que se desempeña hace más de 40 años en la función pública”, sostiene la denuncia de López Murphy.

El daño electoral que puede provocar el affaire Insaurralde es difícil de medir. Lomas de Zamora es uno de los distritos más populosos del conurbano junto a La Matanza y Quilmes, y donde el oficialismo sacó más del 40 por ciento en las PASO, imponiéndose al resto. Insaurralde manejaba gran parte del vínculo de los intendentes con Máximo Kirchner, titular del PJ bonaerense.

Contra lo esperado, el yate en el Mediterráneo no fue eje del primer debate presidencial. Dos veces lo mencionó la candidata del Frente de Izquierda, Myriam Bregman. “Me llamó la atención”, contó después, sobre el poco espacio dedicado al escándalo Insaurralde. Bullrich le dijo a Massa “ahí lo tenés a Insaurralde”, cuando el candidato de UP hablaba de endurecer penas contra los evasores. Y no mucho más.

Lucas Romero, analista político y directo de Synopsis Consultores, aludió a la resolución política del caso. “Es un error grosero que Kicillof le haya ‘aceptado la renuncia’ a Insaurralde y no que lo eche. Lo deja a Kicillof sin demostrar autoridad y deja al responsable de la transgresión con autoridad para decidir sobre su futuro”.

Romero cree que fue “un error” que Bullrich o Milei no hayan profundizado en el tema durante el debate. “Quizás estuvieron tan metidos en el debate, en una suerte de microclima, que no les permitió ver el contexto. Se metieron tanto en los detalles que soslayaron lo que era absolutamente destacado en el momento. Si yo hubiera sido Bullrich o Milei, creo que agarro los dos minutos que tenía en el tema económico y se los dedico sólo a Insaurralde”, opinó.

A la vez evaluó que en el caso Milei, “no tenía un incentivo para profundizar la crítica en Massa”, puesto que “es absolutamente estratégico que si tiene que ir a una segunda vuelta, sea con Unión por la Patria”.

“Es un caso que puede ser muy corrosivo para la campaña de Massa. Estará en su equipo reducir los daños”, dijo Romero a este medio.

COMPARTIR NOTA