26 de mayo de 2024

Logo
Logo

La temporada fuerte de alergias se extiende hasta noviembre y hay factores que la exacerban

Alergias a full: la temporada fuerte se extiende hasta noviembre y hay factores que la exacerban
Alergias a full: la temporada fuerte se extiende hasta noviembre y hay factores que la exacerban

Las variaciones de temperatura, sequía y polinización temprana favorecen estos cuadros cuando. Ya habían comenzado a presentarse antes debido al zonda. Recomendaciones

Ya en plena primavera, las alergias respiratorias están verdaderamente a full. Habían comenzado a presentarse un poco antes este año, debido a la presencia de viento zonda pero con los brotes de las plantas y el polen en el aire, se está en plena temporada.

Para colmo falta la lluvia que podría ser un atenuante ambiental para quienes sufren estos cuadros que afectan su calidad de vida y desempeño cotidiano. Congestión nasal, lagrimeo, estornudos, rinitis, entre otros, están a la orden del día.

“La última vez que llovió fue el 4 de setiembre”, informó el meteorólogo Fernando Jara. Las perspectivas no son mejores para los próximos días ya que afirmó: “No hay ninguna posibilidad de lluvia hasta el lunes”.

Los especialistas advierten que los cuadros alérgicos han aumentado, potenciados por otros condicionantes.

Congestión nasal, lagrimeo, estornudos, rinitis, entre otros, están a la orden del día. Foto: Sanatorio Allende
Congestión nasal, lagrimeo, estornudos, rinitis, entre otros, están a la orden del día. Foto: Sanatorio Allende

“En la pandemia hubo una población que estuvo encerrada, sobre todo en el 2020 y gran parte del 2021 y eso hace que tanto las infecciones respiratorias como alergias fueran mucho menores y con mucho menor sintomatología”, explicó el doctor Raúl Lisanti, médico neumonólogo y especialista en asma. “Estar en el encierro desde todo ese periodo hizo que muchas manifestaciones de alergias fueran de mucha menor intensidad, entonces a partir del año pasado y sobre todo este año ya con una libertad mayor y con mucho menos cuidado por parte de la gente (...) este año en particular impresionaría como que el número de cuadros alérgicos respiratorios ha aumentado”, sostuvo.

De todas formas, recordó que es frecuente que se confundan cuadros infecciosos, virales y alérgicos.

Dijo que en estudios realizados en Mendoza anteriormente se ve como hay dos curvas claras de manifestaciones alérgicas en Mendoza: de marzo a abril y de septiembre a noviembre. “Son dos épocas habituales de incremento de la patología respiratoria con un componente alérgico”, subrayó.

Como particularidad, este año los cuadros de alergias se han presentado por adelantado y llegaron los últimos meses del invierno. Los especialistas consultados por Los Andes señalaron que incluso con la aparición o complicación de cuadros más graves y prolongados.”Hemos visto más cuadros alérgicos estos últimos meses por muchos días de Zonda seguidos”, comentó a Los Andes el neumonólogo Pablo Schervobsky antes del inicio de la primavera. Explicó que se han observado cuadros como los de esta estación con congestión nasal, empeoramiento o aparición de asma, laringitis y conjuntivitis alérgicas.

Causas de las alergias

Para Lisanti puede influir que se ha tenido en Mendoza un año muy particular con muchas variaciones térmicas, con temperaturas altas tempranas y polinizaciones más tempranas. No puede dejar de sumarse la contaminación ambiental que hace que este tipo de respuestas sea cada vez más frecuente.

“Todo esto va al ambiente y de alguna manera aquel que tiene una sensibilidad especial para responder con un tipo de respuesta inmunológica que es a través de inmunoglobulina E, hace reacciones de tipo alérgica de todo tipo, oculares o de vía aérea superior que son muy frecuentes, también los que tienen patologías respiratorias crónicas”, señaló el especialista .

Dijo además que entre las personas asmáticas hay un alto porcentaje que son alérgicos y aún aquellos asmáticos que no son alérgicos en este periodo de cambio climático, de mucha polución ambiental, también suelen tener exacerbaciones.

Según datos del Ministerio de Salud de la provincia, los cuadros alérgicos afectan a 20% de la población, es decir a dos de cada 10 habitantes y 10% tiene asma.

El autodiagnóstico y la automedicación

Una situación frecuente es que ante la dificultad de discriminar si se trata de alergia u otro tipo de cuadro, la sintomatología se atribuya a la primera y muchos opten por la automedicación. Es un caso común entre adultos que por primera vez presentan síntomas de esta índole.

“Es muy difícil hacer la diferenciación, uno por ahí estudia muchos pacientes con síntomas crónicos que empiezan y cuando haces muchos estudios, mucha sintomatología que parecía que era de tipo alérgica termina no siéndolo, es muy difícil en algunos pacientes la diferenciación entre algún cuadro respiratorio crónico de otra etiología y algunos cuadros de tipo alérgico”, detalló el médico.

Por eso dijo que la sintomatología puede obedecer a otro cuadro pero si es llevadera la gente no consulta y se automedica por recomendación de otra persona que usó tal o cual medicación.

“Es muy común que el paciente con este síntoma frecuente, por ejemplo los de vía aérea superior, rinitis, mucosidad nasal y demás no consulte, entonces el paciente por ejemplo puede haber empezado con un cuadro infeccioso de vía aérea superior, viral, común y después se transforma en una sinusitis y la sinusitis le va a dar molestias crónicas, puede ser una sinusitis que no tenga un componente alérgico y sin embargo va a ser muy difícil de diferenciarla”, explicó.

Por eso, Lisanti remarcó que quien debuta con un cuadro y se prolonga inevitablemente tiene que hacer una consulta porque hay muchas otras enfermedades que se pueden confundir.

Una posibilidad que puede darse es que cuadros probablemente de origen viral en los niños, pueda dar síntomas en algún adulto como rinitis o rinosinusitis que no tiene componente alérgico, pero puede atribuirse a esto último.

Esa es la razón por la que Lisanti considera que no basta una simple apreciación sino que deben hacerse estudios en aquellas personas que no tengan diagnóstico previo.

Congestión nasal, lagrimeo, estornudos, rinitis, entre otros, están a la orden del día.
Congestión nasal, lagrimeo, estornudos, rinitis, entre otros, están a la orden del día.

Tras la pandemia de Covid y el uso de barbijo se instaló la idea en algunas personas de que este podía ser un “super protector” y atenuar los cuadros que luego, al dejarlo, se vieron incrementados. Esto es algo que el médico negó. Sin embargo dijo que en algunas horas del día, como es la mañana cuando hay mayor contaminación, algunos alérgicos prefieren salir con barbijo y tienen un poco de menor impacto de la polinización. “Pero es muy relativo, no es significativo”, resaltó.

Recomendaciones para disminuir racciones alérgicas

Hay ciertas estrategias a las que puede apelarse para atenuar el impacto y la reacción alérgica del organismo.

El médico dijo que lo primero que hay que hacer es identificar el desencadenante. En ese sentido, los animales domésticos pueden ser una fuente para algunas personas, sobre todo gatos y perros. Una medida posible es evitar que entren a las habitaciones donde están las personas afectadas.

Otra estrategia es tener limpio y aspirado lo más posible los lugares, ventilar y evitar el polvo en suspensión cuando los afectados están en el ambiente.

Además, el especialista hizo otra advertencia: “En algunas casas insisten, por el temor de infección, en usar aerosoles y ciertos productos, todo eso aumenta la posibilidad de que vos tengas síntomas respiratorios”.

Y agregó: “Hay que evitar salir en algunos horarios o cuando hay cambio brusco de temperatura o Zonda, mientras vos estés resguardado en el interior de la casa, mejor”.

Por otra parte, hay que tener en cuenta evitar manchas de humedad, que no haya polvillo asentado en los muebles, alfombras o libros ya que puede desarrollar ácaros.

Lisanti dijo que también puede suceder que algunas personas se cambien de casa y de repente tienen césped o pasto o una planta determinada que pueda ocasionar el cuadro. Ante esto, hay que tratar de identificarlo.

Seguí leyendo

COMPARTIR NOTA