23 de abril de 2024

Logo
Logo

Netanyahu dijo que el objetivo es destruir Hamas

Ofensiva. Ayer Israel intensificó sus bombardeos sobre la Franja de Gaza. Foto: BBC
Ofensiva. Ayer Israel intensificó sus bombardeos sobre la Franja de Gaza. Foto: BBC

El ministro afirmó que la guerra recién empieza y que será larga y difícil. La organización palestina está dispuesta a hacer un alto el fuego y a cambiar rehenes por presos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió este sábado que la guerra contra el movimiento islamista palestino Hamas en la Franja de Gaza será “larga y difícil” y confirmó la ampliación de la ofensiva terrestre en el enclave palestino.

“La guerra en la Franja de Gaza será larga y difícil y estamos listos” para librarla, declaró Netanyahu en una conferencia de prensa en Tel Aviv, en la que añadió que el Ejército “destruirá al enemigo en tierra y bajo tierra”, en referencia a la red de túneles por los cuales, según Israel, Hamás burla el bloqueo del enclave.

“En las primeras semanas de la guerra lanzamos ataques aéreos masivos que asestaron un duro golpe al enemigo. Eliminamos a muchos terroristas. Sin embargo, sólo estamos en el principio. Esta es nuestra segunda guerra de independencia”, aseguró el premier.

Después de que los militares endurecieran anoche los ataques contra la Franja de Gaza, tanto por tierra como por aire, el premier aseguró que la ampliación de la ofensiva terrestre fue aprobada “por unanimidad”. “Nuestro objetivo es singular: derrotar al enemigo asesino”, dijo.

“Los que acusan a las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) de crímenes de guerra son unos hipócritas”, consideró, y acusó a Hamas de crímenes de guerra por usar a civiles como escudos humanos y por quedarse con combustible que era para uso hospitalario.

“Pido a los civiles de Gaza que evacúen hacia el sur de la Franja. El enemigo utiliza cínicamente los hospitales como refugios. Israel libra una batalla por la humanidad contra bárbaros”, manifestó.

Pedido de alto el fuego

Hamas declaró este sábado estar dispuesto a un alto el fuego con Israel y a liberar a los rehenes secuestrados en su ataque sorpresivo del 7 de octubre, a cambio de la liberación de todos los presos palestinos en cárceles israelíes. “Pedimos un alto el fuego y la aplicación de la resolución de la Asamblea General de la ONU. Negociaciones directas, no. Se trata de una fuerza de ocupación, no estamos dispuestos a mantener contactos directos con ellos”, declaró el miembro del buró político de ese grupo radical Mousa Abu Marzouk.

El líder del movimiento islamista también criticó la posición de Israel ante la Asamblea General de la ONU y resaltó que 120 países votaron por un alto el fuego.

El viernes, la Asamblea General de la ONU aprobó, con 120 votos a favor, 14 en contra y 45 abstenciones, una resolución presentada por el grupo de países árabes que insta a imponer una tregua humanitaria inmediata, en el conflicto en la Franja de Gaza.

Aunque el resultado de la votación no es vinculante, habitualmente se considera que tiene un peso político importante porque muestra la postura de la comunidad internacional en su conjunto. Pese a que se trató de un texto por demás cuidado en busca de sumar más voluntades, Israel calificó casi de inmediato de “infamia” a la resolución de la Asamblea, porque no mencionaba a Hamas.

COMPARTIR NOTA