27 de mayo de 2024

Logo
Logo

Para la Justicia, el diputado kirchnerista impulsor del juicio a la Corte mantenía un estrecho contacto con un espía preso

Rodolfo Tailhade. (Archivo / Federico López Claro)
Rodolfo Tailhade. (Archivo / Federico López Claro)

Se trata de Rodolfo Tailhade, legislador y exdirector de la Agencia Federal de Inteligencia, quien cruzó varios chats con el policía detenido Ariel Zanchetta.

En el marco de la causa que investiga el espionaje a jueces de la Corte, políticos y funcionarios, la Justicia comprobó el vínculo entre espías que realizaban esas pesquisas ilegales y dirigentes afines al kirchnerismo, entre ellos, el diputado y exdirector de la Agencia Federal de Inteligencia Rodolfo Tailhade. Además, también de uno de los voceros más cercanos a Cristina Kirchner, Fabián “Conu” Rodríguez.

De acuerdo a los mensajes de Telegram secuestrados al policía retirado de la Federal Ariel Zanchetta, quien se encuentra detenido y procesado en la causa, éste le ofreció a Rodolfo Tailhade los chats hackeados al exministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro.

Con estos datos obtenidos ilegalmente, desde el kirchnerismo denunciaron a jueces y fiscales que viajaron el año pasado a Lago Escondido, cerca de Bariloche, para entrevistarse con directivos del Grupo Clarín y luego se planteó el juicio político contra la Corte Suprema.

Estos datos surgen de un informe hecho por la Dirección de Asistencia Judicial de Delitos Complejos y Crimen Organizado (Dajudeco) en la causa que investigan el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi y el fiscal Gerardo Pollicita, según indicaron desde Clarín.

De acuerdo al informe judicial, se analizaron 452 chats, 53 videos, 1.919 fotos, 1.629 contactos y 1.632 audios que Zanchetta guardaba en distintos dispositivos que le fueron secuestrados en los allanamientos ordenados sobre su domicilio. Son tres discos rígidos externos y 17 DVD repletos con 3,14 terabytes de información obtenida ilegalmente.

La segunda entrega parcial de conclusiones procesadas por la Dajudeco tiene datos traficados a través de 14 cuentas de correo electrónico, dos de Instagram, una de Telegram y una de Twitter.

De hecho, la información es tanta que la Justicia admitió haber llegado sólo a “la punta del iceberg” del espionaje ilegal.

Cada uno de los vínculos y datos que surjan serán investigados en distintos expedientes.

Uno de los nombres reiterados en las comunicaciones del exagente Zanchetta, es el de Tailhade. En esos envíos figuran datos como movimientos migratorios del ministro de la Corte Carlos Rosenkrantz, o distintos archivos y carpetas con información de jueces y fiscales federales.

Las conversaciones, que están en manos de la Justicia, son varias. En un chat del 2022, desde una de las cuentas de Telegram que tenía Zanchetta “le remite al usuario denominado Rodolfo Tailhade diputado un archivo denominado Informe Histórico Causas Carrió”.

Con información de Clarín

COMPARTIR NOTA