27 de mayo de 2024

Logo
Logo

Suba de precios e incertidumbre en el comercio y los supermercados sanjuaninos por la estampida del dólar

Los comerciantes dicen que, lamentablemente, los aumentos afectarán las ventas. Temen que la situación de extrema inestabilidad se extienda hasta las elecciones del 22.
Los comerciantes dicen que, lamentablemente, los aumentos afectarán las ventas. Temen que la situación de extrema inestabilidad se extienda hasta las elecciones del 22.

El informal se vende a $1.080 en San Juan. Hay proveedores que frenaron las entregas hasta que exista un panorama más claro.

“Esto es un descontrol”, aseguró este martes un dirigente de una de las cámaras de comerciantes sanjuaninos en alusión a la fuerte escalada del dólar libre entre la semana pasada y esta. El fenómeno empezó a trasladarse con mayor intensidad a los precios y si la divisa extranjera no se detiene, es seguro que las remarcaciones continuarán. Encima, hay proveedores que bajaron el ritmo de entrega.

Las actualizaciones de precio son casi permanentes, pero desde la semana pasada se intensificaron y en lo que va de esta, con el dólar blue superando la barrera de los $1.000, mucho más. Los empresarios prefieren no hacer declaraciones públicamente, porque dicen que siempre los señalan como los culpables de la situación y que los acusan de especuladores.

Un comerciante que habló en reserva con este diario aseguró que en algunos locales se ven esta semana aumentos que van del 15 al 20%, aunque aclaró que no hay que descartar que lleguen al 30% dependiendo de cómo cierre la divisa norteamericana informal este martes.

En los supermercados, la situación es la misma. El propietario de un mayorista aseguró que se están cubriendo como pueden, porque los proveedores les están avisando que no hay chances de respetarles el precio acordado y que los productos vienen con incrementos. Además, dijo, que hay restricciones en las entregas porque reina la incertidumbre.

El ritmo de ajuste es tal, que otro comerciante contó que no tienen tiempo de actualizar. “Cuando estamos poniendo los precios nuevos, el proveedor nos avisa de otro aumento y tenemos que empezar a cambiar todo de nuevo”, sostuvo.

En el medio, el día de la madre. El mismo empresario dijo que por estas horas hay muchos comerciantes que no saben si tomar la sugerencia de abrir el viernes y arriesgarse a vender a un precio menor al de reposición o directamente no abrir y perder las ventas que se podrían dar por el festejo del domingo.

COMPARTIR NOTA