27 de mayo de 2024

Logo
Logo

Tensión extrema en el FDT: Fernández resiste ante Cristina Kirchner y Sergio Massa

Alberto Fernández, Cristina Fernández y Sergio Massa.
Alberto Fernández, Cristina Fernández y Sergio Massa.

El Presidente se mostró con Daniel Scioli, quien ratificó su candidatura a pesar de la exigencia de los gobernadores para definir una lista por consenso. El kirchnerismo y el Frente Renovador se abroquelan y resuenan rumores de ruptura con el albertismo.

La intransigencia empujó al Frente de Todos (FDT) a una instancia de extrema tensión en la que resuenan rumores de ruptura. Ni la exigencia de la Liga de gobernadores peronistas, ni el constante reclamo del kirchnerismo, ni el reciente mano a mano con Sergio Massa hicieron que el presidente Alberto Fernández desista de promover la disputa en las PASO en lugar de coronar a un candidato único.

Incluso, lejos de tratar de moderar los ánimos, el Jefe de Estado optó el jueves por mostrarse con el embajador argentino en Brasil y precandidato presidencial, Daniel Scioli, quien ratificó que no se bajará de la carrera a la Casa Rosada.

Fernández y Scioli se mostraron juntos para encabezar un acto en el partido bonaerense de Pilar, que tuvo una llamativa demora: se anunció para las 11:30 pero se terminó transmitiendo a las 13, casi en simultáneo con la actividad que realizó Massa en Escobar.

El primer mandatario renovó su llamado a “no retroceder, no volver para atrás” pero evitó pronunciarse sobre el reclamo que 13 gobernadores peronistas hicieron el miércoles para definir una lista de unidad o sobre la conversación que mantuvo, ese mismo día, con Massa en su despacho de Balcarce 50.

Por su parte, Massa anunció un alivio fiscal para los monotributistas, al inaugurar la Expo Escobar. Allí estuvo con el intendente local, Ariel Sujarchuk, y con el presidente de la AFA, Claudio ‘Chiqui’ Tapia. “Vamos a sacar adelante a la Argentina”, aseguró el funcionario.

En las últimas horas predominaron los gestos y mensajes cruzados, que permitieron constatar que persisten las diferencias a pesar de que el próximo miércoles vence el plazo para formalizar las alianzas electorales.

El aún no formalizado aspirante presidencial del kirchnerismo, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, también centró su agenda en el territorio bonaerense, donde estuvo escoltado por el gobernador, Axel Kicillof, y con la titular de AySA, Malena Galmarini (esposa de Massa). Vale recordar que, en medio de las múltiples especulaciones que se potenciaron al compás de las negociaciones electorales, también sobrevuela el nombre de Galmarini como potencial candidata para la propuesta nacional.

“Wado”, Kicillof y Galmarini inauguraron una red secundaria cloacal de Tres de Febrero y luego el ministro del Interior se trasladó a Escobar para recorrer con Sujarchuk la exposición que poco antes inauguró Massa. Ambos eventos sirvieron para ratificar la buena sintonía que existe entre los sectores alineados con Cristina Kirchner y el massismo agrupado en el Frente Renovador, que el próximo sábado se reunirá para definir qué posición tomará de cara a la próxima contienda electoral.

En la víspera tomaron dimensión los rumores de ruptura en el FDT, que la portavoz presidencial Gabriela Cerruti desacreditó: “Por lo que veo en las tapas de los diarios lo que se está por fracturar es Juntos por el Cambio, no veo ninguna noticia que hable de una fractura en el Frente de Todos”.

Cerruti obvio la información que sacó a la luz el periodista de Clarín Ignacio Miri respecto a conversaciones entre Cristina Kirchner y Sergio Massa para evaluar una posible ruptura con el albertismo si es que Scioli no se baja de la candidatura La misma nota indicó que la alternativa que se baraja es presentar un frente nuevo, donde sí se promueva una lista de unidad.

Consultadas al respecto, fuentes del oficialismo se limitaron a ponderar que “Cristina y Massa se juntan y hablan permanentemente” y que “la alianza entre ellos es sólida”.

El otro precandidato presidencial identificado con Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, salió el jueves a señalar que no le pareció “razonable” el planteo que realizaron los gobernadores peronistas tras la cumbre que mantuvieron en la Capital Federal para sentar posición en la interna del FDT.

“Respeto la opinión de los gobernadores, pero con ese mismo respeto quiero ser honesto. Me pareció de tono casi autoritario el ‘exigimos’, otra cosa es plantear que consideran mejor una lista de unidad. Tampoco sé a quién está dirigida esa exigencia. No me pareció razonable en ese sentido”, afirmó Rossi en declaraciones a Radio El Destape.

COMPARTIR NOTA