23 de abril de 2024

Logo
Logo

Tras la búsqueda del voto neutral en Córdoba y Santa Fe, Massa regresó al conurbano bonaerense como el candidato de “la industria nacional”

Hoy visitó el parque industrial de Florencio Varela, donde criticó la política de importaciones que aplicaría un eventual gobierno de La Libertad Avanza. Buenos Aires asoma como un distrito clave, donde Unión por la Patria espera ampliar la ventaja ya obtenida en las generales.

Horacio Aizpeolea

Corresponsalía Buenos Aires

Después de pasar por Córdoba y Santa Fe, dos distritos electorales complicados para Unión por la Patria, Sergio Massa retomó hoy la campaña en el conurbano bonaerense. Visitó el Parque Industrial de Florencio Varela. Más tarde se recluyó en el ministerio de Economía para seguir temas propios de la gestión. La provincia de Buenos Aires, donde UP consiguió la reelección de Axel Kicillof, es el gran bastión electoral. El peronismo espera obtener aquí la diferencia ganadora para el balotaje del 19.

En Varela, Massa visitó la fábrica del Grupo Decsa. Conversó con los directivos y los trabajadores. “Creemos en la industria nacional y por eso estamos en contra de la idea de apertura económica indiscriminada que destruye empresas y empleo. Creemos en el trabajo como motor de la movilidad social ascendente, por eso además apostamos a lo largo de estos meses a seguir creciendo en generación de empleo”, dijo Massa.

El mensaje del candidato y ministro fue igual al que dejó en distintas reuniones mantenidas en Córdoba y Santa Fe (y también la semana pasada en Mendoza y La Pampa) con productores, empresarios y cooperativistas. “Es imposible conseguir desarrollo económico si se transforma en una economía de apertura indiscriminada porque se destruye a las pymes”, alertó Massa, marcando el contraste con las propuestas aperturistas a la importación del candidato libertario, Javier Milei. Y recordó que con el gobierno de Cambiemos, “se perdieron 23 mil Pymes”. Massa aprovechó así para refrescar el acuerdo político Milei-Macri.

Como primer distrito en importancia electoral (38% del padrón nacional), UP apuesta a que una mejora respecto a la ya buena elección del 22 de octubre pasado en Buenos Aires, equilibrará los números de distritos más complicados, como los de la franja centro del país (Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Entre Ríos). Se habla del objetivo de ir por un 60-40 en el balotaje a favor de Massa. En algunos municipios se arriesgan a lograr un 70-30. En las generales, Massa le sacó 7 puntos a Milei. Se estima que unos diez puntos de diferencia en la elección bonaerense implican unos 4 a nivel nacional.

Días atrás, el gobernador Kicillof avisó que UP bonaerense entraba en “campaña permanente” hasta el balotaje. Contra las especulaciones sobre el peligro de relajamiento de los intendentes después de haber retenidos sus distritos, Kicillof advirtió que no se puede bajar la guardia. El ministro del Interior e integrante del comando de campaña de Massa, Wado de Pedro, mantuvo el lunes reuniones con los intendentes bonaerenses para diagramar, día a día, lo que resta hacia el balotaje.

Hoy. en Bahía Blanca (la ciudad más grande del sur bonaerense que UP le ganó al PRO), Kicillof advirtió que en materia de obras públicas “va a hacer muy difícil continuar, terminar y profundizar si no gana Sergio Massa la próxima elección”.

“Ni un metro, ni un kilómetro de asfalto vamos a poder hacer si nos privan de la coparticipación federal, no es una amenaza, es una realidad”, afirmó. “Queremos seguir trabajando con el ferrocarril, tenemos inversiones previstas con el petróleo de Vaca Muerta, un futuro que nos conmueve, que nos mueve y que nos llena de esperanza. Eso no va a pasar si Sergio Massa no es presidente, lo digo con toda la tranquilidad de que no estoy inventándome nada ni agitando nada, ni asustando a nadie”, insistió el gobernador reelecto.

Unidad nacional

Massa empezó la jornada con la publicación de una columna en el diario Clarín titulada “Del Gobierno de unidad nacional a la unión nacional”. En el escrito, el candidato reiteró su llamado a “inaugurar una etapa en la que primará el diálogo, la convivencia democrática y la búsqueda de consensos para resolver los problemas y desafíos que tenemos como país”, en caso de que gane el balotaje del 19 de noviembre.

“El Gobierno de unidad es la única opción para dar vuelta la página de una política orientada por los odios personales y salir adelante. Lo otro es el revanchismo, la perpetuación del conflicto y la polarización que obstaculiza el progreso”, apuntó Massa en la columna de opinión.

“Quiero ser el presidente de la UNIÓN NACIONAL. Quiero inaugurar una nueva etapa en el país, con diálogo, convivencia democrática y búsqueda de consensos”, escribió Massa, que volvió mencionar que con él se concretará “el fin de la grieta”.

COMPARTIR NOTA