30 de mayo de 2024

Logo
Logo

Calor en pleno invierno: una consecuencia directa del calentamiento global

Las inusuales temperaturas que se están registrando en San Juan y en el mundo, tienen como denominador común el calentamiento global que afecta a gran parte del planeta elevando en un grado y medio la temperatura promedio. En la provincia se percibirán días cálidos al menos hasta el fin de semana.

En la provincia Mendoza continuarán los días cálidos que se vienen registrando en plena temporada invernal y recién para comienzos de la semana próxima, la temperatura podría descender algunos grados.

Esta situación se ha mostrado inusual para los mendocinos y según algunos reportes científicos, está asociado a las consecuencias de calentamiento global. “Esto no es sólo en Mendoza sino en todo el mundo, son temperaturas superiores a lo normal y hay un grado y medio más de promedio”, contó el meteorólogo mendocino Fernando Jara.

Por otro lado, Jara indicó que julio de 2023 se ha establecido como el mes más caluroso en años en todo el mundo, e incluso, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha publicado un reciente informe donde advierte una situación de incremento en las temperaturas producto de un incipiente ingreso del mundo en lo que se conoce como el fenómeno El Niño.

Qué dice el pronóstico

Si contabilizamos el comienzo del otoño y el del invierno, los días fríos han sido pocos en relación a años anteriores. Si se han registrado alertas por viento Zonda, lo cual hace elevar la temperatura para luego descender, en algunos casos, drásticamente.

En cuanto a lo pronosticado por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para nuestra provincia hasta este viernes, se habla de temperaturas agradables con máximas entre los 19 y 26 grados, como es la que está estipulada para este martes.

“Si hablamos de pronóstico del tiempo es para tres o cuatro días, luego ya hablamos de tendencias, las cuales son variables por el cambio climático. Este jueves se notará una merma por un frente frío con escasa actividad que descendería la temperatura mínima y máxima de ese día, pero podemos ver como el fin de semana estará agradable con mínimas de 5 grados y máximas de 21 y 22″, sostuvo Jara.

Para este martes, la máxima llegaría a 26 grados, para el miércoles la mínima será de 11 y la máxima de 23, para el jueves 4 de mínima y 17 de máxima mientras que el viernes, los registros indican que habrá 6 de mínima y 19 de máxima.

Los efectos de El Niño

Este fenómeno denominado El Niño, que ingresaría con fuerza en nuestro país a fines del invierno, es decir a mediados de septiembre, traerá aparejado consecuencias graves para los países. Está caracterizado por la fluctuación de las temperaturas del océano en la parte central y oriental del Pacífico ecuatorial, asociada a cambios en la atmosfera.

Una actualización que hizo hace poco la OMM explicaba que había un 90% de que esta corriente se diera en el segundo semestre de este año. También reconocieron que este suceso climatológico suele darse entre cada dos y siete años y sus episodios pueden llegar a durar entre 9 y 12 meses.

Para los meteorólogos con la presencia de El Niño en el país y en la provincia “comenzaremos a notar olas de calor más frecuentes, problemas en los cultivos, incendios y un incremento en los océanos. En la zona centro y noreste del país se observarán más probabilidades de precipitaciones”.

Llamado de atención

En el informe de la OMM, cuya elaboración fue realizada en la Oficina Meteorológica del Reino Unido junto con asociados de todo el mundo, se afirmaba que existía un 66 % de probabilidades de que la temperatura media anual del planeta cerca de la superficie, entre 2023 y 2027, superara temporalmente en 1,5 °C los niveles preindustriales durante al menos un año.

“Esto no significa que en los próximos cinco años vayamos a superar el nivel de 1,5 °C especificado en el Acuerdo de París, porque el acuerdo se refiere al calentamiento a largo plazo durante muchos años; supone un llamado de atención o una alerta temprana, de que todavía no estamos avanzando en la dirección correcta para limitar el calentamiento de acuerdo con los objetivos fijados en París en 2015 para reducir sustancialmente los efectos del cambio climático”, expresó el director de la Sección de Servicios Climáticos de la OMM, Chris Hewitt.

Nieve menos duradera

El hecho de que en pleno julio no se perciban tantos días de frío también es perjudicial para la provincia en muchos aspectos, sobre todo en la cordillera donde la escasa precipitación nívea genera que falte agua en el llano, ya que los glaciares han perdido espesor en los últimos años.

El deshielo en la montaña es vital para alimentar los ríos de la provincia pero el problema radica en que al nevar poco, esos niveles son bajos. Para dar algunos números, el río Mendoza tiene hasta octubre un volumen total de 800 hectómetros, cuando la media histórica es de 1300, situación que genera una menor erogación de agua tanto el cultivo como para el consumo.

Sin ir muy lejos en el tiempo, este año en el valle de Las Leñas, en Malargüe, la falta de nieve acumulada hizo que se retrasara la apertura de la temporada, que luego repuntó con algunos días de nevada intensa. “La poca nieve que se da en la montaña repercute en la falta de agua en el llano”, comentó Jara.

En el caso de las precipitaciones níveas, desde Contingencias Climáticas expresaron que sí existe una mayor relación con un fenómeno como El Niño, producto de los cambios significativos en la temperatura promedio de alta montaña.

“Ha ido cambiando y se percibe más cálida de lo normal la temperatura, lo que hace que la nieve que se acumula se derrita de forma más rápida; no es que no nieve, sino que al no existir una temperatura baja, el deshielo es diferente”, explicó el ingeniero Raúl Besa.

¿Y cómo impacta en el turismo? Los días cálidos o primaverales como se dicen son bien recibidos por algunas personas pero en plena temporada de invierno, quienes sufren consecuencias negativas por este tiempo son los prestados turísticos de nieve, como el complejo Las Leñas por ejemplo.

Fernando Pasano, encargado del lugar, reconoció que estas temperaturas de dos dígitos han afectado su actividad. “Pasamos de tener los tres sectores habilitados a tener solo uno porque hace cinco días que tenemos temperaturas de 15 o 16 grados, y la gente que viene a esquiar quiere nieve. Por el momento son solo expectativas de que vuelva a nevar como días anteriores”, afirmó.

COMPARTIR NOTA