28 de mayo de 2024

Logo
Logo

Detuvieron a una mujer que intentó vender a su hija por 400 dólares

La mujer que quiso vender a su hija fue detenida.
La mujer que quiso vender a su hija fue detenida.

Ocurrió en Ecuador. Una agente encubierta se hizo pasar por compradora y la citó en la terminal de ómnibus.

Detuvieron a una mujer que intentó vender a su hija de 2 años por 400 dólares. La niña fue puesta en custodia de su abuela y mientras que su madre recibió una cadena de 5 años y 4 meses.

Ocurrió en Ecuador. Según informó La Voz del Interior, la mujer había anunciado la venta de su hija a través de Facebook. Una persona que vio la publicación llamó a la Policía y gracias a esto pudieron rescatar a la niña.

El fiscal Wagner Sellán Zambrano explicó que la mujer había publicado fotografías de la niña junto a su número telefónico para que los interesados pudieran contactarla.

Frente a esto, una agente encubierta de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (DINAPEN) se puso en contacto con la mujer y acordó el negocio.

La uniformada citó a la mujer en la terminal de Santa Elena y cuando llegó con la niña en brazos la detuvieron. La madre, que es oriunda de Guayaquil, reconoció el acto y dijo que lo hacía porque no tenía los medios económicos para mantener a su hija, ya que el padre las había abandonado. La menor fue entregada a su abuela materna, quien aseguró no saber nada acerca de las intenciones de su hija.

Otros casos de venta de niños en Ecuador

Lamentablemente, el caso de la mujer que intentó vender a su hija por 400 dólares no es el primero que conmociona a Ecuador. El año pasado, una pareja también de Santa Elena fue detenida en Guayaquil por intentar vender a sus hijas de 3 y 4 años a través de las redes sociales.

Al igual que en el caso anterior, los delincuentes fueron capturados en flagrancia después de que un ciudadano alertara a la Policía sobre una publicación en la que anunciaban la venta de las niñas.

Los padres dijeron que no tenían recursos económicos y que habían llegado a Guayaquil con el objetivo de vender a sus hijas a fin de “darles una mejor calidad de vida”. Fueron identificados como Jorge S. H., de 64 años, y Paula M. S., de 23.

COMPARTIR NOTA