29 de mayo de 2024

Logo
Logo

El PSG oficializó la salida de Messi del club y juega su último partido

Lionel Messi del Paris Saint-Germain previo al partido de la liga francesa ante Lorient, el domingo 30 de abril de 2023, en París. (AP Foto/Aurelien Morissard)
Lionel Messi del Paris Saint-Germain previo al partido de la liga francesa ante Lorient, el domingo 30 de abril de 2023, en París. (AP Foto/Aurelien Morissard)

El club hizo pública la salida del jugador campeón del mundo a través de la red social Twitter.

Los rumores estaban por todos lados, al final terminaron concretándose, Lionel Messi dejará de ser parte del plantel del Paris Saint Germain cuando termine el partido contra Clemont

Ahora se desata la carrera por captar al jugador argentino que salió campeón del mundo en el mundial de Qatar y también logró coronarse campeón en la copa américa y en el campeonato francés con el PSG

Si bien lo había anticipado el entrenador, Christophe Galtier, cuando en conferencia de prensa se mostró orgulloso por haber dirigido al “mejor futbolista de la historia” y adelantar que el de este sábado ante Clemont sería “su último partido en el Parque de los Príncipes”. Después, el club salió a desmentir a su DT, pero a poco menos de dos horas para el partido zanjaron las dudas.

En sus redes sociales, el PSG publicó un mensaje de agradecimiento -y de despedida- para Lionel Messi. Apenas un “Merci Messi” (gracias Messi), junto a un collage de fotos del rosarino con la camiseta del club francés.

“Paris Saint-Germain desea agradecer calurosamente al siete veces Balón de Oro, ganador bajo los colores rojo y azul de un Champions Trophy y dos títulos del campeonato francés”, comunicó el club en otro tuit en su cuenta oficial en francés.

Y agregó: “Tras dos temporadas en la capital, la aventura entre Leo Messi y el Paris Saint-Germain llegará a su fin a finales del ejercicio 2022-23. El Club desea, con cierta emoción, muchos más éxitos a Leo para el resto de su carrera”.

Los especialistas en finanzas podrán argumentar que el paso de Messi tuvo un impacto económico sumamente positivo para el PSG, que en dos años incrementó un 68,7% su valor de mercado (de 2.500 millones de dólares en 2021 a 4.212 en la actualidad, según la revista Forbes), fundamentalmente a partir del crecimiento de los contratos de patrocinio. Sin embargo, las cuentas bancarias y los logros deportivos no estuvieron en sintonía.

Desde el día en que Leo aterrizó en el Aeropuerto de París-Le Bourget vestido con una remera blanca estampada con la frase “Ici C’est Paris” (Esto es París), quedó claro que su misión sería conducir a su nuevo equipo hacia el gran objetivo que el club perseguía infructuosamente desde que el fondo de inversiones Qatar Sports Investments había tomado el timón una década antes: la Champions League, que el argentino ya había ganado cuatro veces con Barcelona.

No solo no lo consiguió, sino que sus dos participaciones con el PSG en el principal certamen de clubes de Europa se saldaron con agrias y prematuras eliminaciones. Y en ambas su colaboración en los momentos decisivos fue magra. En la temporada 2021/22 marcó cinco goles en cinco partidos en la fase de grupos, pero poco aportó en los dos choques de los octavos ante Real Madrid que sellaron la despedida. En la campaña actual, hizo cuatro tantos y dio cuatro asistencias en cinco encuentros de la zona H, pero volvió a fallar en los dos duelos con Bayern Múnich nuevamente en los octavos de final.

Modesto consuelo fueron los dos títulos conseguidos en la Ligue 1 (el último quedó asegurado el sábado pasado, tras el empate 1 a 1 con Racing de Estrasburgo con un gol del rosarino), que conviertieron al PSG en el club más ganador en la historia del certamen: llegó a 11 campeonatos y supera por uno a Saint-Etienne. Más pequeña aun fue la gratificación que generó la obtención del Trofeo de Campeones el 31 de julio del año pasado en Tel-Aviv con una victoria 4 a 0 sobre Nantes, en la que Messi también aportó un tanto.

Sin embargo, los hinchas lo identificaran como el emblema de un experimento fallido que se había gestado a golpe de billetera: para sostener su plantel, el PSG registró la masa salarial más alta en la historia del fútbol europeo, 728 millones de euros, casi 200 millones más que el récord anterior establecido en 2019 por Barcelona, que entonces contaba con Messi. Con Kylian Mbappé a salvo de los cuestionamientos y con Neymar, paciente vip de la enfermería del club, ausente por lesión desde febrero, el rosarino se convirtió en el puching ball ideal para descargar tensiones.

Si bien el PSG lo utilizó como uno de los modelos para el video con el cual presentó el miércoles la nueva camiseta que el equipo utilizará la próxima temporada, era un secreto a voces que Leo no extendería su vínculo, que expira el 30 de junio, pese a que su contrato contemplaba esa posibilidad.

COMPARTIR NOTA