25 de mayo de 2024

Logo
Logo

Por el partido de Boca, los vuelos a Brasil desde Mendoza alcanzaron el 100% de ocupación

Río de Janeiro es anfitriona este sábado del partido por la final de Copa Libertadores 2023 entre Boca Juniors y el Fluminense brasileño. Foto: EFE/ Antonio Lacerda
Río de Janeiro es anfitriona este sábado del partido por la final de Copa Libertadores 2023 entre Boca Juniors y el Fluminense brasileño. Foto: EFE/ Antonio Lacerda

El promedio de utilización de la ruta de Aerolíneas Argentinas que une en forma directa la provincia con San Pablo es de 80 a 85%, pero la Copa Libertadores completó la demanda.

Hoy, Boca Juniors jugará en el estadio Maracaná la final de la Copa Libertadores contra Fluminense e intentará traerse el séptimo título de ganador. Esto motivó que un buen número de mendocinos -y argentinos en general- partieran hacia Río de Janeiro para poder ver el partido y/o participar de los festejos si el resultado es el esperado. Por esta razón, los vuelos directos de Mendoza a San Pablo, de Aerolíneas Argentinas, que suelen tener el 80 a 85% de ocupación, se llenaron por completo desde la semana pasada.

Desde la empresa detallaron que hay dos vuelos semanales a San Pablo desde la provincia -y en la temporada de verano se suman otros dos a Río de Janeiro- y que, si bien suelen tener una ocupación alta durante todo el año, la semana pasada, esta y la próxima se llenaron por completo. Lo mismo sucedió con las rutas que partieron desde Buenos Aires a San Pablo ya que, pese a haber sumado 21 vuelos adicionales desde el aeropuerto de Ezeiza rumbo a Galeão, se completaron.

En menos de una semana, Aerolíneas brindó 40 vuelos a Río de Janeiro, cuando tiene 19 partidas regulares semanales, para responder a la demanda de más de 6 mil personas que quisieron viajar a Brasil por la Copa Libertadores.

“Estamos permanentemente buscando oportunidades de negocios. Nuestro trabajo es poner la oferta donde vemos que hay posibilidades de generar nuevos ingresos. Tal como lo hicimos con los vuelos especiales a Qatar, hoy lo estamos haciendo con estos vuelos hacia Río de Janeiro. Y la respuesta del público ha sido inmediata con todos los vuelos vendidos casi instantáneamente”, comentó Fabián Lombardo, director comercial de Aerolíneas Argentinas.

Emilio Babillón, de la empresa local Brastur Turismo, comentó que se incrementó considerablemente la demanda de viajes a Río de Janeiro por el partido de Boca. Añadió que muchas personas contrataron hostelería, pero que también hubo quienes optaron por el alquiler de departamentos temporarios.

Se esperan más de 100 mil hinchas de Boca en Río de Janeiro. / Gentileza.
Se esperan más de 100 mil hinchas de Boca en Río de Janeiro. / Gentileza.

Sergio Cornejo, de la agencia mendocina ISC Viajes, indicó que vendieron algunos pasajes y paquetes a Río, pero no demasiados, porque no se conseguían entradas y los clientes no se quisieron arriesgar a viajar y quedarse fuera del estadio una vez que llegaran a Brasil.

Juan contó que salió de Rivadavia con destino a Buenos Aires el martes y tomó, junto con familiares, el vuelo de Ezeiza a Río de Janeiro el miércoles a la noche. Contó que el pasaje les costó US$ 430 porque lo compraron antes de la semifinal; es decir, de que Boca pasara a la final, con lo que consiguieron un precio un poco más barato.

Añadió que alquilaron un departamento para seis personas en Copacabana -ese es el número de viajeros del grupo- y que tienen entradas oficiales porque son socios del club y pudieron comprarlas a $39 mil. Pero comentó que hay muchos argentinos que han viajado a Brasil, no tienen ticket para el Maracaná y están tratando de conseguir en reventa, con valores que superan los US$ 1.000.

En cuanto a los precios, reconoció que el tipo de cambio no es conveniente, por lo que se las van rebuscando para ajustar los gastos. Como han alquilado un departamento, fueron a un supermercado a comprar algunas cosas para desayunar y para llevar a la playa para “picar” al mediodía, y sólo salen a comer afuera para la cena.

Juan detalló que una tabla de camarones para dos personas -que ellos compartieron entre tres, sale 90 reales ($13.400); una caipiriña 18 reales ($2.700) y un jugo de frutas, 15 reales ($1.900); es decir, bastante por encima de los precios en Argentina.

Y sobre los incidentes de inseguridad, el joven mendocino comentó que hay muchos hinchas de Boca en Río. Él mismo había estado en la playa hasta unos 10 minutos antes de que se desatara el conflicto el jueves, aunque en otro extremo de Copacabana. Pero agregó que ayer ya se veían más policías en la calle y la situación estaba más tranquila.

Leandro Bernardi, otro mendocino que ha viajado con la ilusión de ver a Boca campeón de “la séptima”, optó con otros tres amigos otra ruta para llegar a Brasil. En su caso, fueron un poco más cautos y esperaron hasta sellar el pase a la final para sacar vuelos y comenzar con las reservas. Así fue que eligieron irse por Chile, con un vuelo que conecta a Santiago con Río con una escala en Bello Horizonte, algo que les costó “la mitad” de los que iban desde Argentina.

Las consecuencias que dejó el viento Zonda, entre ellas el cierre temporal del paso fronterizo hizo que cambiaran sus planes iniciales de viajar por vía terrestre a Santiago, pero, contratiempos y varios vuelos de por medio, en la noche del viernes llegaron a Río de Janeiro, donde los esperaban amigos y familiares que ya estaban en la ciudad.

En su caso, si bien son socios del club de la Ribera, tuvieron que acceder a la reventa, donde se encontraron con precios que van desde los 800 a los 1.500 dólares, pero más allá del gasto, ya están “con un pie dentro del Maracaná”.

Con un equipaje ligero, el plan de Leandro y sus amigos es retornar vía Chile el día siguiente a que termine la final, con la misma escala en Bello Horizonte y a la espera de poder cruzar al país vía terrestre. De acuerdo a sus cálculos, la “escapada xeneize” les demandó entre 1.600 y 2.000 dólares por persona, incluido la entrada, comida, traslados y estadía.

COMPARTIR NOTA