13 de junio de 2024

Logo
Logo

Por qué son cada vez más frecuentes los “veranitos” en invierno

El Servicio Meteorológico Nacional publicó el pronóstico trimestral para agosto, septiembre y octubre. Cómo incidirá el fenómeno de El Niño.

Es el invierno de los “veranitos”. Cada tanto aparece una seguidilla de días con bajas temperaturas que nos recuerdan que estamos en la estación más fría del año, pero enseguida se corta con jornadas especiales para disfrutar del aire libre o andar por la calle sin tanto abrigo. Como por ejemplo, este martes en el que la temperatura llegó a los 30.1° en la Ciudad de Buenos Aires.

El calor de este martes fue récord. Según informó el Servicio Metereológico Nacional (SMN), este es el comienzo de agosto más cálido en 117 años de datos. El anterior era el 1° de agosto de 1942, que tuvo 24,6 °C. Además, desde el 21/8/2014 no se superaba la barrera de los 30° durante el invierno.

En ese contexto, la Primavera se acerca. En términos meteorológicos falta solo un mes, ya que todo septiembre es considerado una estación primaveral. Y el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) ya anticipa qué es lo que nos espera para la estación que más cierra la grieta entre los team verano e invierno.

El informe de “Pronóstico Climático Trimestral” para agosto, septiembre y octubre publicado por el organismo prevé mayor probabilidad de ocurrencia de temperatura media superior a la normal sobre la región del Noroeste Argentino, Norte, Litoral y el este de Santa Fe.

En sintonía con lo que viene ocurriendo durante este 2023, para Córdoba, el oeste de Santa Fe y el este de Buenos Aires, incluida la Ciudad de Buenos Aires, se esperan temperaturas normales o superiores a las normales.

El promedio térmico será “normal” sobre el sur de la Patagonia. Mientras que en el oeste de esa región se esperan temperaturas de normales a inferiores a las normales.

El informe aclara que “no se descarta que hacia parte del centro y noreste del país la amplitud térmica pueda ser superior a la normal, con una mayor frecuencia de temperaturas máximas más altas que lo normal y temperaturas mínimas más bajas que lo normal”.

El pronóstico de lluvias

En cuanto a las lluvias, el SMN indica que se espera un promedio de entre “normales” y “superior a las normales” sobre el norte del Litoral y el este de Buenos Aires, incluida CABA.

En tanto, se pronostican precipitaciones “superiores a la normal” en el oeste de la Patagonia.

En Cuyo, La Pampa, el oeste de Buenos Aires y el este de la Patagonia, la previsión es de una estación dentro de los parámetros normales.

Para Salta, Chaco, Formosa, Santiago del Estero, Córdoba, el este de San Luis y el oeste de Santa Fe, el SMN indica que puede haber lluvias de normales a inferiores a las normales.

En cuanto a las provincias del Noroeste Argentino y el norte de Cuyo “no se suministra pronóstico debido a que las lluvias normales dentro del trimestre son muy escasas”.

Fenómeno “El Niño”

El estado actual del fenómeno El Niño-Osciliación del Sur (ENOS) es de transición a una fase Niño, según el último reporte del SMN.

La temperatura del agua del mar en el océano Pacífico ecuatorial se encuentra con valores superiores a los normales en la mayor parte de la región. Los vientos alisios en el Pacífico ecuatorial se encuentran en promedio debilitados al oeste de la línea de fecha. El Índice de Oscilación del Sur volvió a retomar valores neutrales, lo que refleja que aún no hay un acople completo de la atmósfera con las condiciones del océano, característico de la transición.

De acuerdo a los modelos dinámicos y estadísticos, en promedio, en el trimestre julio-agosto-septiembre 2023 (JAS), hay 94% de probabilidad de que las condiciones sean del Niño.

Por qué son cada vez más frecuentes los “veranitos” en invierno

“Junio y julio se mostraron con valores de temperatura promedio superior a lo normal, con pocos ingresos de aire frío significativos y una buena porción del mes con altos registros térmicos. No hay indicios de que la situación cambie en agosto”, asegura Mauricio Saldívar, meteorólogo.

Y agrega que “se esperan pocas entradas de aire frío que harán bajar la temperatura en forma temporaria, pero al final de cuentas, este invierno terminará como otro invierno más cálido que lo normal, una tendencia asociada al cambio climático antropogénico”. Y dice que vamos a tener una “primavera normal”.

“Estamos en un fase neutra entre La Niña, que se está yendo, y El Niño que arranca en primavera. En promedio julio no fue anormal. Estos veranitos seguidos son un efecto en parte por el cambio climático y otros fenómenos climáticos. Y con la llegada del Niño se esperan más lluvias. Y eso hace que las máximas no sean tan altas”, comentó Marcelo Ricardo Madelón, meteorólogo.

COMPARTIR NOTA