29 de mayo de 2024

Logo
Logo

Un ACV, un terremoto y ahora un incendio: el calvario de un jubilado sanjuanino que necesita volver a levantar su hogar

Los hijos de Miguel y Ema, tras el incendio en la casa del jubilado.
Los hijos de Miguel y Ema, tras el incendio en la casa del jubilado.

Un anciano de 79 años y su familia perdió casi todo lo que tenía en la precaria vivienda, en Santa Lucía. Entre sus cosas, su silla de ruedas y una bicicleta de rehabilitación.

Miguel Carrión es un panadero jubilado de 79 años que vive junto a su esposa Ema Mendoza (74) en una precaria vivienda ubicada en avenida Sarmiento, de Santa Lucía. El 18 de enero del año pasado la casa se derrumbó como producto de un terremoto en la provincia, y luego de reponerse de ese fuerte sismo, el anciano sufrió un ACV, hace cinco años atrás. Con mucha voluntad intenta recuperarse, mediante un tratamiento de rehabilitación, pero un incendio sufrido este jueves lo dejó sin nada para poder seguir mejorando.

El hombre perdió una silla de ruedas, un andador o una bicicleta fija para ejercitarse en su rehabilitación diaria, entre otras cosas del hogar, como producto del fuego iniciado tras una explosión, presuntamente por un enchufe donde se había conectado un celular

La crónica del incendio

El matrimonio tuvo ocho hijos, y según contó uno de ellos, Vicente, luego del terremoto, sumaron esfuerzos para construirles una vivienda digna, una que aún está en proceso, con hormigón y ladrillos. Ese nuevo cambio, obligó al matrimonio a dejar la mayoría de sus cosas en una improvisada galería de palos con techo de caña y barro.

La bici fija de Miguel, que usaba para su rehabilitación, quemada.
La bici fija de Miguel, que usaba para su rehabilitación, quemada.

Vicente, en la entrevista realizada por Diario de Cuyo, dijo que uno de sus nietos -que se aloja también en la misma casa- llegó de trabajar cerca de las 3,30 del jueves, enchufó su celular e instantes después, alrededor de las 4, escuchó una explosión en esa improvisada galería.

El aviso de ese joven alertó a familiares que lograron con mucho esfuerzo impedir que el fuego se propagara en otras dos habitaciones con paredes de adobe.

Sin embargo, los daños en la galería fueron totales, perdiéndose una heladera, un lavarropas, un horno pizzero, un microondas, un equipo de GNC, sillas, mesas, una máquina hormigonera, dos bicicletas, cuatro roperos con prendas de vestir, camas, colchones, la silla de ruedas, la bicicleta para rehabilitación y hasta cuatro pajaritos. Además, dos motos entre las que figura una Zanella 175 cc modelo 71, que el jubilado compró 0km y la conservó en estado original.

El misterio sobre el origen de las llamas

Según se publica en el diario sanjuanino, en la familia Carrión no encontraban una explicación, porque en el lugar donde ocurrió todo no había electricidad, y por eso ahora esperan que peritos de Bomberos puedan esclarecer la causa del desastre.

La moto modelo 71 de Miguel, que guardaba como una joya preciada.
La moto modelo 71 de Miguel, que guardaba como una joya preciada.

“La verdad no sabemos por qué se prendió fuego todo, pero vamos a seguir poniéndole el hombro como siempre, somos gente de trabajo y todo nos cuesta... esto es un golpe más, pero vamos a hacer todo lo posible para que mis padres estén bien”, dijo ayer Vicente Carrión.

Los investigadores, por su parte, tampoco deducen el blanco de incendio, por ser un lugar usado prácticamente como depósito sin servicio de electricidad. No descartaban que, de todos modos, el inicio de las llamas hubiera sido accidental. Tampoco dejaban de considerar que el siniestro pudiera haber sido iniciado intencionalmente. Las pericias de Bomberos son claves.

Dónde comunicarse para ayudar a los Carrión

Tras este desafortunado siniestro sufrido por Miguel y su familia, se informa que aquella persona que desea colaborar para que el anciano pueda continuar con su rehabilitación, puede llamar al 2645835951 o al 2645647976.

COMPARTIR NOTA