20 de mayo de 2024

Logo
Logo

Vendió su máquina de coser para comprar una nueva pero le aumentó el precio $58 mil en un día

Rocío Rodríguez - Foto Facebook
Rocío Rodríguez - Foto Facebook

Rocío Rodríguez es de San Juan y quiere crecer con su emprendimiento de costura pero la inflación le dio una cachetada. “Vean lo que es querer progresar en este país”, aseguró.

Una mujer sanjuanina, que había vendido su máquina de coser para comprar una nueva, se llevó una desagradable sorpresa al descubrir que la máquina que iba a comprar había aumentado $58 mil pesos en un día.

“Hoy me desperté con una emoción enorme porque estoy emprendiendo en un pequeño taller de costuras”, contó Rocío Rodríguez en su perfil de Facebook.

La mujer dijo que había vendido su máquina de coser hacía cinco días y que esa mañana le iban a entregar $80 mil pesos que había pautado por la venta de la misma. La idea era actualizarse para seguir con su negocio.

Rodríguez contó que necesitaba con urgencia una overlock de 4 hilos nueva. “Hoy me levanté y lo primero que hice fue entrar a Mercado Libre para comprar una Overlok que ayer salía $110 mil pesos pero el vendedor me dijo que subió, ahora sale $168 mil pesos”, contó con tristeza.

El posteo de Rocío - Foto Facebook Rocío Rodríguez
El posteo de Rocío - Foto Facebook Rocío Rodríguez

Pero la “derrota” de Rocío no terminó ahí. “Cuando se me da por ver el valor de la máquina que yo había vendido se los juro por Dios que no solo lloraba sino que la presión me llegó a 17/10″, agregó. La máquina que ella había vendido en $80 mil pesos ahora costaba $142 mil.

No solo se había encarecido la máquina que iba a comprar sino que además había perdido dinero. “El nudo en la garganta que tengo de por haber perdido como he perdido no se los puedo explicar, hago esto para que vean lo que es querer progresar en este país”, dijo y pidió memoria al momento de votar.

No tengo con que trabajar

En diálogo con Todo Noticias, Rocío explicó que había empezado con su emprendimiento tras quedarse sin empleo. “Fui moza, trabajé en varios comercios, pero quería independizarme”, relató.

“La Overlock la necesito para hacer remeras. Ahora me quedé con la plata y con mucha impotencia, porque me quedé sin la máquina que tenía y tampoco puedo comprar la nueva”, explicó Rodríguez.

Como suele suceder en estos casos, los usuarios se solidarizaron con su situación y le ofrecieron una ayuda económica. “Junté $25 mil pesos. Aún no alcanza pero estoy viendo si alguien me ayuda a sacar un préstamo”, dijo.

COMPARTIR NOTA