28 de mayo de 2024

Logo
Logo

Arrestan en Sudáfrica al sospechoso más buscado por el genocidio de Ruanda de 1994

Fulgence Kayishema, el sospechoso buscado desde la masacre de 1994 en Ruanda. Cuenta de Twitter del IRMCT.
Fulgence Kayishema, el sospechoso buscado desde la masacre de 1994 en Ruanda. Cuenta de Twitter del IRMCT.

Fulgence Kayishema está acusado de orquestar el asesinato de aproximadamente 2.000 refugiados tutsis durante la masacre de 100 días que desguazó al país.

Uno de los acusados de genocidio más buscados del mundo, Fulgence Kayishema, fue arrestado en Sudáfrica tras estar prófugo durante décadas, anunció este jueves 25 de mayo el Mecanismo Residual para los Tribunales Penales Internacionales (IRMCT).

Kayishema, quien está acusado de orquestar el asesinato de aproximadamente 2.000 refugiados tutsis en la Iglesia Católica de Nyange durante el genocidio de 1994 contra ese grupo étnico en Ruanda, fue arrestado este miércoles en Paarl, una ciudad en la provincia de Western Cape en Sudáfrica, según un comunicado del tribunal internacional. El sospechoso fue arrestado en una operación conjunta entre las autoridades sudafricanas y el equipo de seguimiento de fugitivos del IRMCT, indicó la declaración.

El fiscal jefe de IRMCT, Serge Brammertz, dijo que Kayishema estuvo prófugo durante más de 20 años y “su arresto asegura que finalmente enfrentará la justicia por sus presuntos delitos”. Se estima que 800.000 tutsis y hutus moderados fueron asesinados en Ruanda en 1994 durante un derramamiento de sangre de 100 días, en el que los ruandeses asesinaron a machetazos a sus compatriotas.

El IRMCT dijo que el genocidio es el crimen más grave conocido por la humanidad y la comunidad internacional se ha comprometido a garantizar que sus perpetradores sean procesados y castigados. ”Este arresto es una demostración tangible de que este compromiso no se desvanece y que se hará justicia, sin importar cuánto tiempo tome”, agregó el comunicado.

El IRMCT subrayó que “la investigación exhaustiva que condujo al arresto de Kayishema fue posible gracias al apoyo y la cooperación de Sudáfrica y el Equipo de trabajo operativo establecido por el presidente Cyril Ramaphosa para ayudar a nuestro Equipo de seguimiento de fugitivos”.

COMPARTIR NOTA