30 de mayo de 2024

Logo
Logo

Comenzó la Cumbre de países del Amazonas en Brasil

En las horas previas al comienzo de la Cumbre comenzaron varias protestas de grupos indígenas en la ciudad de Belém, en Brasil.
En las horas previas al comienzo de la Cumbre comenzaron varias protestas de grupos indígenas en la ciudad de Belém, en Brasil.

El encuentro se lleva a cabo en la ciudad norteña de Belém y tiene como fin discutir la preservación del mayor pulmón verde del planeta.

La cumbre de países del Amazonas se inicia este martes en la ciudad brasileña de Belém, en medio de una gran expectativa por acuerdos concretos que permitan poner freno a la destrucción de la mayor selva tropical del planeta.

Encabezados por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, los ocho países de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA) discutirán estrategias contra la deforestación, el crimen organizado y de desarrollo sustentable de esta vasta región, que alberga alrededor del 10% de la biodiversidad del planeta.

“Tenemos que preservar (la Amazonía) no como un santuario, sino como una fuente de aprendizaje para la ciencia del mundo entero, para hallar una forma de preservar ganando dinero, para que el pueblo que vive aquí pueda vivir dignamente”, dijo Lula durante un acto oficial en Santarém, otra ciudad amazónica en Pará, la víspera de la cumbre.

La deforestación y el extractivismo están llevando a la región a su punto de no retorno.
La deforestación y el extractivismo están llevando a la región a su punto de no retorno.

Lula recibirá martes y miércoles a sus pares de Bolivia, Colombia, Guyana, Perú, y Venezuela, mientras que Ecuador y Surinam están representados por ministros. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, no asistirá a la Cumbre Amazónica, y en su reemplazo estará la vicepresidente, Delcy Rodríguez.

Considerada durante años el pulmón del planeta, la Amazonía se encamina según los científicos a un punto de no retorno, a partir del cual pasará a emitir más carbono del que absorbe, agravando el calentamiento global.

Los acuerdos estarán plasmados en la “Declaración de Belém”, que será adoptada al final de la primera jornada. La declaración, que viene siendo negociada por los ocho países en el último mes, dará “instrucciones” para que los gobiernos implementen “nuevas metas y nuevas tareas”, explicó el canciller del país anfitrión, Mauro Vieira.

Uno de los principales retos será lograr metas comunes para erradicar la deforestación, motivada especialmente para destinar la tierra a la pastura del ganado, pero que también es alimentada por la minería ilegal, el tráfico de madera, de armas y drogas.

COMPARTIR NOTA