17 de abril de 2024

Logo
Logo

EE.UU. y Reino Unido recrudecen ataques contra hutíes en Yemen y el Mar Rojo

Rebeldes hutíes en Yemen prometen responder a los ataques estadounidenses y británicos.
Rebeldes hutíes en Yemen prometen responder a los ataques estadounidenses y británicos.

Por su parte, los grupos armados financiados por Irán advierten que los bombardeos no quedarán “sin respuesta” luego de nuevos intentos de saqueo a buques comerciales en la región.

Las fuerzas estadounidenses destruyeron dos misiles antibuques hutíes en Yemen que suponían una amenaza inminente para los navíos de la zona, informó este martes el ejército estadounidense.

Estados Unidos y Gran Bretaña han llevado a cabo dos rondas de ataques conjuntos destinados a reducir la capacidad de los hutíes para atacar a la navegación. Washington también ha lanzado una serie de incursiones aéreas unilaterales contra los misiles de los rebeldes respaldados por Irán.

Los últimos ataques -efectuados a primera hora de la mañana del miércoles, hora yemení- tuvieron como objetivo “dos misiles antibuque hutíes que apuntaban hacia el sur del Mar Rojo y estaban preparados para ser lanzados”, informó el Mando Central estadounidense (Centcom) en un comunicado.

Los hutíes, en respuesta, destacaron ayer que los últimos bombardeos por parte de Estados Unidos y Reino Unido contra Yemen “no quedarán sin respuesta y sin castigo”, tras una octava oleada de ataques contra los rebeldes por sus operaciones contra buques en el Mar Rojo.

El portavoz de operaciones militares de los hutíes, Yahya Sari, señaló que “aviones de la agresión británico-estadounidense han llevado a cabo 18 bombardeos durante las últimas horas”, sin pronunciarse sobre posibles víctimas. Así, afirmó que doce de los ataques aéreos fueron ejecutados contra la capital, Saná, y la provincia de Saná, mientras que tres alcanzaron puntos en la provincia de Hodeida. Además, dos de los objetivos bombardeados se encuentran en Taiz, mientras que otro está en Baida.

Por su parte, Mohamed Alí al Huti, el presidente del Comité Revolucionario de los rebeldes yemeníes hutíes –el Gobierno de facto establecido por los hutíes tras la toma de la capital, Saná, en 2015–, manifestó que los bombardeos “son un nuevo intento de disuadir a Yemen de apoyar a Gaza y detener sus operaciones navales, lo que no lograrán”.

Por otro lado, el ministro de Exteriores británico, David Cameron, defendió por su parte los últimos bombardeos e insistió en que son parte de las acciones para “degradar aún más” las capacidades de los rebeldes para atacar buques en el Mar Rojo, en el marco de su respuesta a la ofensiva de Israel contra Gaza tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

Cameron indicó que las acciones de los hutíes son “inaceptables” e “ilegales” e insistió en que suponen una amenaza a la libertad de navegación en la zona, al tiempo que abundó en que Washington y Londres están ensamblando una coalición para “respaldar los pasos que se están dando”, según informó la cadena de televisión británica BBC.

COMPARTIR NOTA