18 de abril de 2024

Logo
Logo

Ejercicios navales entre Corea del Sur, Japón y EE.UU. tensan situación con Corea del Norte

De izquierda a derecha: el destructor de misiles guiados USS Kidd, el destructor Kirisame de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón, el portaaviones de propulsión nuclear USS Carl Vinson, el destructor Sejong el Grande equipado con Aegis de Corea del Sur, y el destructor estadounidense USS Sterett, equipado con Aegis, navegando en aguas sureste frente a la isla de Jeju.
De izquierda a derecha: el destructor de misiles guiados USS Kidd, el destructor Kirisame de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón, el portaaviones de propulsión nuclear USS Carl Vinson, el destructor Sejong el Grande equipado con Aegis de Corea del Sur, y el destructor estadounidense USS Sterett, equipado con Aegis, navegando en aguas sureste frente a la isla de Jeju.

La acción militar tuvo lugar este domingo en aguas cercanas a la isla surcoreana de Jeju y responde al lanzamiento de un satélite espía por parte de Pionyang.

Los ejércitos de Corea del Sur, Japón y Estados Unidos realizaron ejercicios navales combinados que contaron con la participación del portaaviones de propulsión nuclear estadounidense USS Carl Vinson, en respuesta al reciente lanzamiento de un satélite espía por parte de Corea del Norte. El ejercicio tuvo lugar este domingo en aguas cercanas a la isla surcoreana de Jeju, según informó en un comunicado la Marina surcoreana.

Además del USS Carl Vinson, que arribó la semana pasada al puerto de Busan (unos 350 kilómetros al sureste de Seúl), en estos ejercicios de defensa aérea y marítima participaron el destructor surcoreano ROKS Sejong el Grande, el destructor nipón JS Kirisame y los destructores estadounidenses USS Kidd y USS Sterret.

“El ejercicio fue diseñado para fortalecer la cooperación entre la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur), Estados Unidos y Japón y sus capacidades operativas en un contexto en el que las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte son cada vez más sofisticadas, tal y como demuestra el lanzamiento de un satélite de reconocimiento usando tecnología de misiles balísticos”, explica el comunicado.

Tras el fracaso de las negociaciones sobre desnuclearización con Washington en 2019, Pionyang aprobó un plan de modernización armamentístico -que incluye desplegar satélites militares y ha implicado la realización de infinidad de pruebas de misiles- además de rechazar el reinicio del diálogo y buscar un mayor acercamiento con Pekín y Moscú.

Mientras, Seúl y Washington han reforzado la cooperación militar con Tokio y fortalecido su mecanismo de disuasión desplegando cada vez con más frecuencia activos estratégicos estadounidenses en la península, como es el caso del portaaviones USS Carl Vinson.

COMPARTIR NOTA