24 de abril de 2024

Logo
Logo

Haití: incertidumbre por el destino del país en medio del caos y la violencia armada

Una mujer pasa junto a un oficial de la Policía Nacional de Haití que custodia la Penitenciaría Nacional, en el centro de Puerto Príncipe, el jueves 14 de marzo de 2024. (Foto AP/Odelyn Joseph)
Una mujer pasa junto a un oficial de la Policía Nacional de Haití que custodia la Penitenciaría Nacional, en el centro de Puerto Príncipe, el jueves 14 de marzo de 2024. (Foto AP/Odelyn Joseph)

A dos días de la renuncia del presidente, continúa el estado de sitio en la capital Puerto Príncipe, atrapada entre disparos y desabastecimiento. Aún se desconoce la propuesta de los países del Caribe.

La población de Puerto Príncipe continúa atrapada entre ataques, saqueos e incendios provocados contra instituciones públicas y propiedades privadas, incluida la residencia del jefe de la Policía Nacional, tras algunas horas de aparente calma, mientras las fuerzas políticas y de la sociedad civil trataban de dar forma al consejo de transición de Haití.

Las poderosas bandas armadas, que controlan la mayor parte de la capital y aterrorizan a la población, retomaron sus acciones violentas en una jornada en la que se prorrogó, una vez más, el toque de queda en el departamento del Oeste, donde está Puerto Príncipe y donde rige desde el 7 de marzo al 3 de abril el estado de emergencia.

Los países de la región temen que la situación se replique en sus territorios, ya que las bandas haitianas consiguieron lo que querían y ahora cualquiera puede intentar conseguir lo que quiere de la misma manera.

Existe un riesgo real de que en otros países del Caribe se produzcan episodios de violencia tan extremos como los que han tenido lugar en Haití durante el último año. El gobierno de los EE.UU. ha lanzado una operación de bloqueo de las aguas frente a Florida, temiendo un éxodo masivo con una llegada masiva de refugiados, y quizás elementos de bandas criminales mezclados con ellos.

La hermana Marcella Catozza, de la Fraternidad Franciscana Misionera de Busto Arsizio, que trabaja en Haití desde hace 20 años en el orfanato Kay Pè Giuss, en el barrio de chabolas de Warf Jeremie, en declaraciones a la agencia Fides difundidas en las últimas horas, afirma que Haití es presa de algún interés externo al país, debido al fuerte financiamiento de armamento de última generación que ha estado llegado por montones en los últimos años.

Según la hermana Catozza, “el silencio de Jimmy ‘Barbecue’ Chérizier (que ha estado hablando prácticamente 10 horas al día durante los últimos 10 días), tras la dimisión de Ariel Henry” sería un indicio clave sobre el trasfondo del golpe de Estado en el país. Catozza indicó que “casi parece como si estuviera esperando órdenes de alguien para dar el siguiente paso. Quizás este alguien esté esperando la publicación de la lista de siete nombres para el consejo presidencial de transición.”

“Ciertamente creo que alguien está detrás de las bandas, también porque las armas que les he visto utilizar son muy modernas. Estos criminales tienen drones, no es que sólo tengan machetes, también los tienen, pero sobre todo tienen fusiles y ametralladoras. Tenemos una de estas bandas apostada al lado de nuestra casa y vemos llegar cajas de armas nuevas; les oímos probar”, aseguro la hermana.

“La generación que ha crecido en los últimos 20 años ha vivido el ‘boom económico’ posterior al terremoto (de 2009) con la llegada masiva de ONG que trajeron dinero y ayuda humanitaria, ofreciendo una prosperidad relativa (el teléfono móvil, la moto) pero construida sobre la nada. Así que ahora los jóvenes son presa fácil de las bandas criminales que te ofrecen un plato de arroz y un arma que ‘te da poder’. Así reclutan a decenas y decenas de jóvenes. Incluso la banda que domina nuestra zona obliga a todos los chicos mayores de 16 años a hacer dos años de “servicio militar” en sus filas”, concluyó.

Este jueves se le comunicó a la Comunidad del Caribe (Caricom) las identidades de la mayor parte de sus siete miembros de pleno derecho, aunque uno de los movimientos y grupos encargados de estas designaciones, el partido el Pitit Dessalines, ha rechazado nombrar un representante. Falta por conocerse también a los dos observadores de este consejo de transición, tras cuya implementación Ariel Henry abandonará la jefatura del Gobierno.

COMPARTIR NOTA